عن جندب بن عبد الله -رضي الله عنه- قال: قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: «مَنْ صَلَّى صلاةَ الصُّبْحِ فهو في ذِمَّةِ اللهِ فلا يَطْلُبَنَّكُمُ اللهُ مِنْ ذِمَّتِهِ بِشَيْءٍ، فَإِنَّهُ مَنْ يَطْلُبْهُ مِنْ ذِمَّتِهِ بِشَيْءٍ يُدْرِكْهُ، ثُمَّ يَكُبُّهُ على وَجْهِهِ في نَارِ جَهَنَّمَ».
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

De Yundab Ibn Abdallah, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Quien hace la oración del amanecer está bajo la protección de Al-lah y queda establecido un pacto entre los dos. Por lo tanto, no incurráis en la desobediencia a Al-lah, ya que si lo hacéis, Él os castigará. Y si os oponéis a Él, os atrapará y después os arrojará al Fuego Infernal”.

La Explicación

“Quien haga el rezo del amanecer está bajo la protección de Al-lah y es como si tuviera un pacto con Al-lah, Majestuoso y Excelso, para que nadie le cause un daño. Así, no le es lícito a nadie dañarlo, ya que hacerlo significa en realidad dañar a Al-lah y una negligencia del pacto que tiene con ese orante. Quien incurra en la desobediencia al pacto con Al-lah y le cause un daño, se habrá expuesto a combatir a Al-lah, que se vengará por quien haya sufrido esa agresión, puesto que está en su vecindad y bajo su protección.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción