عن معقل بن يسار -رضي الله عنه- مرفوعاً: «ما من عبد يَسْتَرْعِيْهِ الله رَعِيَّةً, يموت يوم يموت, وهو غاشٌّ لِرَعِيَّتِهِ؛ إلا حرَّم الله عليه الجنة».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Ma’quil Ibn Yasár, que Al-lah esté complacido con él, narró que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “A cualquier siervo que Al-lah le haya hecho responsable de un rebaño y muera habiendo traicionado los derechos de este, Al-lah le ha prohibido la entrada al Paraíso".

La Explicación

El hadiz transmitido por Ma’aquil Ibn Yasár contiene una advertencia contra engañar y traicionar a los que están bajo el cargo de uno. “A cualquier siervo que Al-lah le haya hecho responsable de un rebaño y muera habiendo traicionado los derechos de este, Al-lah le ha prohibido la entrada al Paraíso”, la muerte en este contexto se refiere al momento en que el alma comienza a salir del cuerpo, por consiguiente su arrepentimiento ya no será aceptado. Y quien se haya arrepentido estando vivo, no se incluye en esta advertencia. Vemos que quien haya traicionado la responsabilidad que Al-lah le ha conferido sobre un rebaño, independientemente de que esa responsabilidad sea general o específica, le será aplicada la advertencia que el Mensajero, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo en la última parte de este hadiz “Al-lah le ha prohibido la entrada al Paraíso”. Es decir, quien traiciona esa responsabilidad y considera esa traición un acto licito le será vedada la entrada al paraíso o en otras palabras, le será vedada la entrada al paraíso junto con los primeros que aceptaron el Islam.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción