عن عبد الله بن عباس -رضي الله عنهما- قال: كنت خلف النبي -صلى الله عليه وسلم- يوماً فقال يا غلام، إني أعلمك كلمات: «احْفَظِ اللهَ يحفظْك، احفظ الله تَجِدْه تُجَاهَك، إذا سألت فاسأل الله، وإذا اسْتَعَنْتَ فاسْتَعِن بالله، واعلمْ أن الأمةَ لو اجتمعت على أن ينفعوك بشيء لم ينفعوك إلا بشيء قد كتبه الله لك، وإن اجتمعوا على أن يَضرُّوك بشيء لم يَضرُّوك إلا بشيء قد كتبه الله عليك، رفعت الأقلام وجفت الصحف». وفي رواية: «احفظ الله تَجِدْه أمامك، تَعرَّفْ إلى الله في الرَّخَاء يَعرِفْكَ في الشِّدة، واعلم أنَّ ما أخطأَكَ لم يَكُنْ ليُصِيبَكَ، وما أصَابَكَ لم يَكُنْ لِيُخْطِئَكَ، واعلم أن النصرَ مع الصبرِ، وأن الفرجَ مع الكَرْبِ، وأن مع العُسْرِ يُسْرًا».
[صحيح.] - [رواه الترمذي وأحمد بروايتيه.]
المزيــد ...

Narró 'Abdullah Ibn Abbás, Al-lah esté complacido con los dos: “Estaba un día detrás del Profeta, Al-lah le bendiga y le dé paz, y me dijo: ‘¡Muchacho, te enseñaré unas palabras!: Protege a Al-lah (Su Din) obedeciendo sus mandatos y alejándote de sus prohibiciones y Él te protegerá; protege a Al-lah y siempre estará contigo; y si pides ayuda, pídesela a Al-lah. Y debes saber que si toda la gente se reuniera para beneficiarte en algo, no te beneficiarían en nada que no hubiese decretado Al-lah para ti; y si se reunieran para perjudicarte en algo, no te perjudicarían en nada que no hubiese decretado Al-lah para ti. Pues ya está todo escrito’. ” Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan) Y en otro relato: “Obedece los mandatos de Al-lah y lo encontrarás frente a ti. Ve en busca de Al-lah en la abundancia y El irá en busca de ti en la estrechez. Debes saber que tu error o acierto no van a impedir lo que te haya de suceder por decreto. Y que la ayuda de Al-lah vendrá con la paciencia. La felicidad sigue a la desgracia. Y que después de la dificultad viene la facilidad. ”
[Hadiz auténtico (sahih)] - [Registrado por Al-Tirmidhi - Registrado por Ahmad]

La Explicación

En este grandioso hadiz, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, se dirige a un joven que es Ibn Abbas, Al-lah esté complacido con ambos, para darle un consejo grandioso en el que le recomienda proteger los mandatos de Al-lah, Ensalzado sea, y evitar sus prohibiciones en todo momento y lugar. Al mismo tiempo, el Mensajero de Al-lah le corrige su fe desde la niñez al dejarle claro que no hay otro creador excepto Al-lah, ni nadie tiene poder por encima de Al-lah, ni nadie ejecuta todo cuanto nos rodea excepto Al-lah. No hay intermediario entre el siervo y su Señor. Es Él, Alabado y Ensalzado sea, al que se debe acudir en los momentos de calamidad y es a Él a quien debe suplicar cuando alcanza el castigo. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, implantó la semilla de la fe en el corazón de Ibn Abbas, Al-lah esté complacido con ambos, la fe en lo que Al-lah ha dispuesto en todos los asuntos.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción