عن أبي سعيد الخدري -رضي الله عنه- قال: كان رسول الله -صلى الله عليه وسلم- أَشَدَّ حياءً من العَذْرَاءِ في خِدْرِهَا، فإذا رأى شيئا يَكْرَهُهُ عرفناه في وجهه.
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Abu Said Al Judrí -Al-lah esté complacido con él-: “El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- era más pudoroso que una virgen en su aposento. Pues si veía algo que lo irritaba, lo notábamos en su rostro”.

La Explicación

El Profeta -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- era más pudoroso que una joven virgen, quien es considerada la más pudorosa de entre todas las mujeres, puesto que aún no se ha casado y no la ha tocado ningún hombre. Era más pudoroso que una joven virgen al encontrarse en sus aposentos. Así, el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- era más pudoroso que ella. Sin embargo si veía algo que lo disguste, se le notaba en su rostro.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción