عن أبي هريرة -رضي الله عنه- مرفوعاً: «مَنْ حَجَّ، فلَمْ يَرْفُثْ، وَلم يَفْسُقْ، رَجَعَ كَيَوْمَ وَلَدْتُهُ أُمُّهُ».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Huraira, que Al-láh esté complacido con él, que el Mensajero de Al-láh -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- dijo: “Quien hiciera la peregrinación y se abstuviera de toda relación conyugal, ni dijera obscenidad alguna, es como si regresara al día en que su madre le dio a luz”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

Quien hiciera la peregrinación por Al-láh y no hubiera pronunciado obscenidad alguna, ni hubiera cometido una mala acción durante el proceso de la peregrinación, ni hubiera cometido un pecado, regresará de la peregrinación con todas las faltas perdonadas, como si regresara al día en que su madre le dio a luz. La eliminación de pecados que supone la peregrinación en este caso es aplicable solamente a las pequeñas faltas, mientras que los grandes pecados necesitan arrepentimiento.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Traducción India Uigur Kurdo Hausa portugués Malayalam
Mostrar las Traducciones
1: La peregrinación purifica el alma de toda obscenidad y corrupción.
2: La perigrinación expía los pecados y faltas anteriores.
3: La corrupción, aunque es prohibida en todos los casos, pero en la peregrinación esta prohibición es más intensa teniendo en cuenta el gran valor de los rituales de la peregrinación en la Casa Sagrada.
4: El ser humano nace sin pecados, entonces no es responsable de los pecados ajenos.