عن أبي أمامة صُدي بن عجلان الباهلي -رضي الله عنه- قال: سَمِعت رسول الله -صلى الله عليه وسلم- يَخطُبُ في حَجَّة الوَدَاع، فقال: «اتَّقُوا الله، وصَلُّوا خَمسَكُم، وصُومُوا شَهرَكُم، وأَدُّوا زَكَاة أَموَالِكُم، وأَطِيعُوا أُمَرَاءَكُم تَدخُلُوا جَنَّة رَبِّكُم».
[صحيح.] - [رواه الترمذي وأحمد وابن حبان. تنبيه: عند أحمد بدل اتقوا: [اعبدوا ربكم]، وعندهما: (ذا أمركم) أما (أمراءكم) فلفظ ابن حبان.]
المزيــد ...

De Abu Umama Suday Ibn Aylan Al Báhili, Al-lah esté complacido con él, que dijo: “Oí al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, decir en su sermón de la Peregrinación de la despedida: ‘Si teméis a Al-lah, hacéis las cinco oraciones, ayunáis el mes del Ramadán, pagáis el azaque obligatorio (limosna) de vuestra riqueza y obedecéis a vuestros dirigentes (emires), ingresaréis en el Jardín de vuestro Señor’”.

La Explicación

En la Peregrinación de la despedida, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, pronunció un sermón (jutba) el día de Arafa y el día de la Fiesta del Sacrificio. Exhortó a los fieles congregados a que tuvieran temor de Al-lah y Lo tuviera siempre presente. Este tipo de sermones debe ser pronunciado por el líder de los peregrinos tal y como lo hizo el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz. Entre otras ideas, les dijo: “¡Musulmanes! Tened temor de Al-lah”. Por lo tanto, exhortó a todos los fieles congregados a que tuvieran temor de Al-lah, pues Él es nuestro Creador, el que nos ha colmado con sus dones y nos ha concebido para acatar su Mensaje. Luego dijo: “Haced las cinco oraciones” que Al-lah, Majestuoso y Excelso, le ha impuesto al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz. “Ayunad el mes del Ramadán”, “Pagad el azaque obligatorio (limosna) de vuestra riqueza”, dándoselo a los que lo necesitas y no seáis avaros en ello. “Obedeced a vuestros dirigentes (emires)”, esto es, aquellos que Al-lah ha puesto como gobernantes vuestros. Esto abarca a los dirigentes regionales y al dirigente general, como por ejemplo el Emir de un Estado. La obligación de los súbditos es acatar el mandato de esa autoridad siempre que no incurra en desacato de las órdenes de Al-lah. Si esto ocurre, no se debe obedecer al dirigente corrupto, puesto que la obediencia del ser creado no se debe anteponer a la obediencia del Creador del universo, Alabado y Excelso. La recompensa de quien así actúe es el Paraíso.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción