+ -

عَن عُمَرَ بنِ الخَطَّابِ رَضِيَ اللَّهُ عَنْهُ قال: سَمِعْتُ النَّبِيَّ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ يَقُولُ:
«لَا تُطْرُونِي كَمَا أَطْرَتِ النَّصَارَى ابْنَ مَرْيَمَ؛ فَإِنَّمَا أَنَا عَبْدُهُ، فَقُولُوا: عَبْدُ اللهِ وَرَسُولُهُ».

[صحيح] - [رواه البخاري]
المزيــد ...

De 'Umar bin Al Jattab —que Al-lah esté complacido con él—, quien oyó decir al Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él:
«No exageren alabándome como hicieron los cristianos con Jesús, el hijo de María, pues yo soy un siervo de Al-lah; así que digan: un siervo de Al-lah y Su mensajero».

Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari

La Explicación

El Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él— prohibió a la gente exagerar y transgredir los límites de la sharia al alabarlo, describirlo con atributos divinos, atribuirle acciones divinas, decir que conoce lo oculto o rogarle a él junto con Al-lah, tal como hicieron los cristianos con Jesús, el hijo de María —la paz sea con él—. Luego aclaró que él era uno de los siervos de Al-lah y nos mandó decir siempre: «un siervo de Al-láh y Su Mensajero».

La Traducción: Inglés Urdu Indonesio Uigur Bengalí Francés Turco Ruso Bosnio Sinhala Traducción India Chino Persa vietnamita Tagalog Kurdo Hausa portugués Malayalam Telugu Swahili Tamil Birmano Tailandés Alemán Japonés Pashto Asamés Albanés السويدية الأمهرية الهولندية الغوجاراتية الدرية
Mostrar las Traducciones

Entre los beneficios del HADIZ está

  1. La advertencia contra cruzar los límites legales respecto a la magnificación y el elogio, pues esa transgresión lleva al politeísmo ("shirk").
  2. Aquello contra lo que nos advierte el Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él— ya sucede entre los musulmanes, pues una secta exagera con el Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él—, otra, con algunos de los miembros de la casa del Profeta y otra, con algunos de los hombres piadosos, por lo que han incurrido en el politeísmo.
  3. El Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él— se describe a sí mismo como un siervo de Al-lah para explicarnos que es un siervo sometido a la soberanía de Al-lah y que no es lícito atribuirle algunos de los atributos exclusivos del Señor.
  4. El Profeta —la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él— se describe a sí mismo como un mensajero de Al-lah para explicarnos que es un mensajero enviado por Él y que es nuestro deber creer en él y seguirlo.