عن أبي هُرَيْرَةَ -رضي الله عنه- قال: كان رسول الله -صلى الله عليه وسلم- يدعو: اللَّهُمَّ إني أعوذ بك من عذاب القبر، وعذاب النار، ومن فتنة الْمَحْيَا وَالْمَمَاتِ، ومن فتنة الْمَسِيحِ الدَّجَّالِ». وفي لفظ لمسلم: «إذا تَشَهَّدَ أحدكم فَلْيَسْتَعِذْ بالله من أَرْبَعٍ، يقول: اللهُمَّ إني أعوذ بك من عذاب جَهَنَّم...». ثم ذكر نحوه.
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él, que dijo: “El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, solía suplicar diciendo: ‘Al-lahumma inní aúdhu bika min adhábil qabr, wa min adhábil nar, wa min fitnatil mahiá wal mamát, wa min fitnatil masíh ad dayyal’ (¡Oh Al-lah, me refugio en Ti del castigo de la tumba, del castigo del Infierno, de las pruebas de la vida y de la muerte y de la prueba del Anticristo!)”.

La Explicación

El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, se refugió en Al-lah de cuatro asuntos, y nos ha ordenado refugiarnos de ellas en Al-lah cuando pronunciamos el testimonio de fe (chahada) durante la oración: el castigo de la tumba, del castigo del Infierno, de las pruebas de la vida, sus tentaciones y deseos, y de las pruebas de la muerte y de sus peligros, puesto que la prueba de la tumba es la causa de su castigo, así como de la prueba del Anticristo y sus secuaces que aparecerán ante las personas como si fueran reales, sin embargo, están encubriendo su gran maldad. La prueba más dura será la que acontecerá cuando aparezca el Anticristo, como viene citado en otros hadices, por eso este hadiz lo menciona expresamente.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción