عن أبي سعيد -رضي الله عنه- قال: كان النبي -صلى الله عليه وسلم- يقول: «إذا وُضِعت الجَنَازَة واحْتَمَلَهَا الناس أو الرجال على أَعْنَاقِهِم، فإن كانت صالحة، قالت: قَدِّمُونِي قَدِّمُونِي، وإن كانت غير صالحة، قالت: يا وَيْلها! أين تَذهبون بها؟ يسمعُ صوتها كل شيء إلا الإنسان، ولو سَمِعَه صَعِق».
[صحيح.] - [رواه البخاري.]
المزيــد ...

Narró Abu Said –Al-lah esté complacido con él- que el profeta –la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo: “Cuando termina la oración por el difunto, y las personas o los hombres cargan al difunto sobre sus hombros, Si era una persona buena dice: llévenme rápido, llévenme rápido, si no era buena dice: ¡Ay de mí! ¿A dónde la llevan?, su lamento es escuchado por todas las criaturas excepto los hombres, morirían de miedo”

La Explicación

Cuando el difunto es puesto en su ataúd y es cargado por las personas sobre sus hombros, si era una persona buena y creyente él dirá: dense prisa, con mucha felicidad y alegría por la recompensa y bendiciones del paraíso que verá frente a él, mientras que si era una persona mala le dirá a su gente: ¡Ay de mí y este castigo! Por el mal futuro que le depara, no quererá que lo lleven allí y sus lamentos son escuchados por todas las criaturas, animales etc. Excepto por los hombres, ya que si lo escucharan sentirían mucho miedo o caerían muertos por el terror.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción