عن أبي هُريرة -رضي الله عنه- مرفوعًا: «إذا قلتَ لصاحبك: أَنْصِتْ يوم الجمعة والإمام يَخْطُبُ، فقد لَغَوْتَ».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Desde Abu Huraira, que Al-láh esté complacido con él, que el Mensajero de Al-láh, -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él-, dijo: “Si durante el rezo del viernes le dijeras a tu amigo ‘guarda silencio’, mientras el imam está pronunciando el sermón, te habrás distraído”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

Una de las partes más importantes del rezo del viernes son los dos sermones (jutbas), que tiene por objetivo predicar entre los fieles y guiarlos hacia el bien. Una de las normas que rigen el comportamiento de los fieles congregados ese día en la mezquita es que escuche las palabras del imam mientras pronuncia su jutba, con el fin de que asimilen su significado. Por ellos, el Mensajero de Al-láh, -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él-, advirtió de hablar durante ese sermón aunque sea solamente para decir: ‘guarda silencio’, ya que quien habla mientras el imam está pronunciando el sermón, se habrá descarriado. Se le privará de la gracia del viernes puesto que se ha distraído y ha distraído los demás impidiéndoles seguir la jutba.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur Kurdo Hausa portugués
Mostrar las Traducciones
1: La obligación de escuchar al imam durante el sermón del viernes, por lo tanto todos los eruditos están de acuerdo sobre esta obligación.
2: La prohibición del habla durante el sermón del viernes, hasta si se trata de prohibir un mal, responder al saludo, pedir la misericordia para quien estornuda y todo tipo de habla con los demás.
3: Se excepciona de esta prohibición a quien habla con el imam o viceversa.
4: Algunos eruditos excepcionan a quien no puede escuchar el sermón por estar lejos, entonces debe leer o hacer recordatorios, pero en cuanto al sordo no debe molestar a los demás recitando con voz alta, sino que recite con voz baja.
5: El castigo para quien habla es privarle de la recompensa del viernes.
6: La permisión de hablar entre los dos sermones.
7: Si se menciona al profeta -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- durante el sermón del imam, en este caso se debe pedir las bendiciones para él con voz baja y así has aplicado los hadices, y también al decir "Amín" después de las súplicas.