عن أبي هريرة -رضي الله عنه-: أن رسول الله -صلى الله عليه وسلم- قال:«حقُّ المُسلمِ على المُسلمِ خمسٌّ: ردُّ السلام، وعِيَادَةُ المريض، واتباع الجنائز، وإجابة الدَّعوة، وتَشميتُ العاطِس».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Abu Huraira -que Al-láh esté complacido con él- narró que el Mensajero de Al-láh -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- dijo: “Los derechos de un musulmán sobre otro son cinco: devolverle el saludo; visitar al enfermo; acompañar al difunto; aceptar una invitación; y pedir la misericordia de Al-láh para el que implora las alabanzas de Al-láh al estornudar”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

En este hadiz se expresan algunos derechos del musulmán con respecto a su hermano, si bien los derechos de un musulmán hacia su hermano de fe son muchos, no obstante el Mensajero de Al-láh -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- a veces cita algunos elementos concretos de una lista amplia para resaltar su importancia y para llamar a que se persevere en su cumplimiento. En estos elementos concretos, encontramos los que ha citado Abu Huraira -que Al-láh esté complacido con él- desde el Mensajero de Al-láh -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- que dijo: “Los derechos de un musulmán sobre otro son cinco: devolverle el saludo”, esto es, si un musulmán te saluda, debes devolverle el saludo. En otro hadiz, se dice que los derechos del musulmán hacia su hermano son seis y cita en primer lugar: “si lo encuentras, salúdalo”. Quien cumpla con estos derechos hacia otros musulmanes, su cumplimiento será mejor, además de que obtiene por su cumplimiento muchas retribuciones y recompensas por parte de Al-láh, si los cumple por su causa. Por lo tanto, el primero de estos derechos es “si lo encuentras (al musulmán), salúdalo” y, en este hadiz, “devolverle el saludo”. El segundo derecho: “visitar al enfermo” si está convaleciente en su hogar. Este enfermo tiene el derecho de que lo visiten sus hermanos en el Islam. El tercer derecho: “acompañar al difunto” y presenciar su entierro. En este sentido, el musulmán tiene el derecho sobre sus hermanos de fe en que sigan su féretro desde que sale de su casa hasta el lugar en que se va a rezar sobre él y luego hasta el cementerio en que se va a enterrar. El cuarto derecho es “aceptar su invitación”: el musulmán tiene el derecho sobre sus hermanos en que acepten su invitación. El quinto derecho es: “pedir la misericordia de Al-láh para el que implora las alabanzas de Al-láh al estornudar”, puesto que el estornudo es un don de Al-láh, porque se libera al siervo de ese aire acumulado en partes del cuerpo, y al que Al-láh le ha dado una salida para que así se relaje la persona que estornuda. Es legítimo entonces que se alabe a Al-láh por este don y es obligación de su hermano presente que le diga: “Yarhamuk Al-láh” (Al-láh te colme de su Misericordia) y que quien estornude devuelva la súplica por su hermano, diciendo: “Yahdikum Al-láh wa yuslih balakum” (Que Al-láh les guíe y mejore su intelecto). No obstante, quien no alabe a Al-láh al estornudar, no se merece que se le desee la misericordia de Al-láh, y es él el culpable de ello.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur Kurdo Hausa portugués Malayalam Telugu Swahili
Mostrar las Traducciones
1: Mostrar el derecho del musulmán sobre su hermano musulmán, ya que hay unos derechos: obligatorios y otros: recomendables, y esto se difiere según el estado y la situación de la gente.
2: Devolver el saludo es una obligación individual para cada musulmán si estaba solo, y es una obligación de Kifaya si estaba con otros.
3: Visitar al enfermo es una obligación de Kifaya (es suficiente realizarla por algunos).
4: Seguir el funeral es una obligación de Kifaya, es decir seguirlo desde la casa del difunto o donde se reza la oración fúnebre hasta el lugar del entierro.
5: Aceptar la invitación para comer en la fiesta de la boda con las condiciones legales en los libros de jurisprudencia es una obligación, y para el resto de las fiestas es una sunnah confirmada.
6: Pedir la misericordia de Al-láh para quien implora las alabanzas de Al-láh al estornudar, algunos eruditos dicen: es una obligación individual si había una sola persona con él, y es una obligación de Kifaya si había un grupo con él, aunque otros dicen: es recomendable.
7: La grandeza del Islam al fortalecer los lazos de fraternidad y de amor entre los musulmanes.
8: No es permitido pedir la misericordia para quien estornuda, ni devolver el saludo cuando el imam está haciendo el sermón, ya que el habla es prohibida durante el sermón.