عن عبد الله بن مَسْعُود -رضي الله عنه- قال: عَلَّمَنِي رسول الله -صلى الله عليه وسلم- التَّشَهُّد، كَفِّي بين كفيه، كما يُعَلِّمُنِي السورة من القرآن: التَّحِيَّاتُ للَّه, وَالصَّلَوَاتُ وَالطَّيِّبَاتُ، السلام عليك أيها النبي ورحمة الله وبركاته، السلام علينا وعلى عباد الله الصالحين، أشهد أن لا إله إلا الله وأشهد أن محمدا عبده ورسوله». وفي لفظ: «إذا قعد أحدكم في الصلاة فليقل: التحيات لله...» وذكره، وفيه: «فإنكم إذا فعلتم ذلك فقد سَلَّمْتُمْ على كل عبد صالح في السماء والأرض ...» وفيه: « ... فَلْيَتَخَيَّرْ من المسألة ما شاء».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abdullah Ibn Masúd, Al-lah esté complacido con él, que dijo: El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, me enseñó el Tachahud (testimonio de fe que se pronuncia en la sentada intermedia y final del rezo) tal y como me ensañaba el Corán, poniendo su mano sobre mi mano: “Attahiyyatu lillahi wassalawatu wattayyibtau. Assalamu ‘alayka ayyuhan-Nabiyyi warahmatullhai wabarakatuh. As-salāmu ‘alayna wa ‘ala ‘ibadillahis-slaihin. Ash-hadu an-la ilaha illa-lah wa ash-hadu anna Muhammadan ‘abduhu wa rasuluh” (Todas las salutaciones son para Al-lah y Suyas son las oraciones y las buenas acciones. La Paz, la Misericordia y las Bendiciones de Al-lah sean para ti, oh Mensajero de Al-lah. La Paz sea sobre nosotros y sobre Tus siervos virtuosos. Atestiguo que no hay dios salvo Al-lah y atestiguo que Muhammad es Su Siervo y Mensajero). En otra versión, que diga: “Todas las salutaciones…” (y citó hasta el final). En otro relato, que añadió: “si lo decís así, habréis saludado a todos los siervos virtuosos en el Cielo y en la Tierra…”. Asimismo, en otro relato que dijo: “…que elija de esta cuestión lo que quiera”.

La Explicación

Abdullah Ibn Masúd, Al-lah esté complacido con él, dice en este hadiz que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, le enseñó el Tachahud o testimonio de fe que se pronuncia en la sentada intermedia y final de los rezos de cuatro postraciones (rakaas) y de tres, y al final de los rezos de dos postraciones. Dijo que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, puso mucha atención en enseñárselo, poniendo su mano sobre la de él cuando le pedía que lo repitiera. Empezó ensalzando y glorificando a Al-lah, todas las salutaciones son para Él, como Suyas son las oraciones y las buenas acciones, de hecho o de palabra. Después, alabó el Mensajero, la Paz, la Misericordia y las Bendiciones de Al-lah sean para él. Luego rogó para sí y para las personas presentes y los ángeles. Después, generalizó su súplica sobre los siervos virtuosos de Al-lah, sean humanos, genios o ángeles, los habitantes del Cielo y de la Tierra, los antecesores y los futuros. Esta súplica forma parte de los lemas y máximas del Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz. Después, atestiguó que no hay dios salvo Al-lah y que Muhammad, Al-lah le bendiga y le dé paz, se distingue por dos aspectos. El primero: es siervo de Al-lah; y el segundo que es Su Mensajero. Ambas cualidades son dignas y nobles, al tiempo que son el término intermedio de grandeza y fortaleza. En el tashahud se han registrado diferentes versiones, pero la mejor es la de Ibn Masúd recopilada en el hadiz verídico. No obstante, está permitido emplear otras versiones verídicas del tashahud.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción