عن أَنَس بن مالك -رضي الله عنه- عَنْ النَّبِيِّ -صلى الله عليه وسلم- قَالَ: «اعْتَدِلُوا في السجود، ولا يَبْسُطْ أحدكم ذِرَاعَيْهِ انْبِسَاطَ الكلب».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Anas Ibn Malik, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Alcanza la quietud durante el rezo cuando estéis con la cabeza tocando el suelo (suyud), y que nadie extienda los brazos como hacen los perros”.

La Explicación

El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, ordenó alcanzar la quietud y la serenidad durante el rezo cuando estéis con la cabeza tocando el suelo (suyud), y que el musulmán coloque las palmas de sus manos sobre el suelo, levante los brazos y los aleje de su cuerpo, puesto que así se indica deseo de hacer la oración. Asimismo, esta postura permite que todas las partes del cuerpo cumplan con su función en este acto de adoración. Por otro lado, se ha prohibido extender los brazos sobre el suelo durante el suyud, ya que indica pereza y aburrimiento, así como se asemejaría a la postura del perro, un parecido inapropiado.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción