عن سعيد بن المسيب عن أبيه المسيب بن حزن -رضي الله عنه- قال: "لما حضرَتْ أبا طالب الوفاة جاءه رسول الله -صلى الله عليه وسلم- وعنده عبد الله بن أبي أمية وأبو جهل، فقال له: يا عَمِّ قل لا إله إلا الله، كلمة أُحَاجُّ لك بها عند الله، فقالا له: أَتَرَغَبُ عن ملة عبد المطلب؟ فأعاد عليه النبي -صلى الله عليه وسلم-، فأعادا، فكان آخر ما قال هو على ملة عبد المطلب، وأبى أن يقول لا إله إلا الله، فقال النبي -صلى الله عليه وسلم-: لأستغفرن لك ما لم أُنْهَ عنك، فأنزل الله: {مَا كَانَ لِلنَّبِيِّ وَالَّذِينَ آمَنُوا أَنْ يَسْتَغْفِرُوا لِلْمُشْرِكِينَ وَلَوْ كَانُوا أُولِي قربى...} الآية"، وأنزل الله في أبي طالب: {إِنَّكَ لا تَهْدِي مَنْ أَحْبَبْتَ وَلَكِنَّ اللَّهَ يَهْدِي مَنْ يَشَاءُ وَهُوَ أَعْلَمُ بِالْمُهْتَدِينَ}.
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Said Ibn Musayyab de su padre Musayyab Ibn Huzn -Al-lah esté complacido con él-: “Cuando Abu Talib estaba en su lecho de muerte, vino a verlo el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y con él estaban Abu Yahl y Abdullah Ibn Abu Umayyah-. El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- le dijo: “¡tío! di: “No hay más dios que Al-lah [La ilaha il-la Al-lah]” y yo daré testimonio de ello ante Al-lah”. Entonces dijeron Abu Yahl y Abdullah Ibn Abu Umayyah: “¡Abu Talib! ¿Acaso vas a abandonar la religión de tu padre Abdul Muttalib?” El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- le volvió a repetir su petición, y ellos también repitieron lo que habían dicho anteriormente hasta que Abu Talib manifestó su decisión final: “Continuo en la religión de Abdul Muttalib”, rechazando atestiguar que no hay más dios que Al-lah. Entonces el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo: “Juro que pediré perdón por ti mientras no me sea prohibido”. Entonces Al-lah reveló: “No es propio del Profeta ni de los creyentes pedir perdón por los idólatras, aunque sean parientes próximos” [Corán, 9:113]. Al-lah reveló también sobre Abu Talib: “Ciertamente tú no guías a quien amas, sino que es Al-lah Quien guía a quien Él quiere...” [Corán, 28:56].

La Explicación

El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- vistió a Abu Talib mientras este estaba en su lecho de muerte, y lo invitó a abrazar el Islam para que así sea el broche de su vida y obterner con ello la victoria y la felicidad. Le pidió pronunciar el testimonio de la Unicidad de Al-lah. Los idólatras que había con Abu Talib, sin embargo, le pidieron que siga creyendo en la religión de sus padres que la idolatría, puesto que sabían que significa el testimonio de la Unicidad de Al-lah, y que negaba la idolatría. El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- le volvió a pedir a su tío paterno que pronunciara la Unicidad de Al-lah, y los idólatras y asociadores también repitieron lo que habían dicho anteriormente, haciendo que se desvíe del camino de la verdad y que muera siendo un idólatra. Entonces el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- juró que pedirá perdón por su tío mientras no le sea prohibido. Entonces Al-lah reveló esta aleya que le prohíbe hacerlo y le aclaró que es Al-lah quien guía a quien quiere de sus siervos, porque sabe quién es válido y merecedor de ella y quién no: “No es propio del Profeta ni de los creyentes pedir perdón por los idólatras, aunque sean parientes próximos” [Corán, 9:113]. Al-lah reveló también sobre Abu Talib: “Ciertamente tú no guías a quien amas, sino que es Al-lah Quien guía a quien Él quiere...” [Corán, 28:56].

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino
Mostrar la Traducción