عن أبي موسى الأشعري -رضي الله عنه- عن النبي -صلى الله عليه وسلم- قال: «مثَلُ المؤمن الذي يقرأ القرآن مَثَلُ الأُتْرُجَّةِ: ريحها طيب وطعمها طيب، ومَثَل المؤمن الذي لا يقرأ القرآن كمَثَلِ التمرة: لا ريح لها وطعمها حُلْوٌ، وَمَثل المنافق الذي يقرأ القرآن كمثل الريحانَة: ريحها طيب وطعمها مُرٌّ، وَمَثَل المنافق الذي لا يقرأ القرآن كمثل الحَنْظَلَةِ: ليس لها ريح وطعمها مُرٌّ».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Se transmitió de Abu Musa Al Asharí- que Al-láh esté complacido con él- que dijo el Mensajero de Al-láh -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él-: “El ejemplo del creyente musulmán que recita el Corán es como la toronja: su olor es bueno y su sabor es bueno. El ejemplo del creyente musulmán que no recita el Corán es como el dátil: no tiene olor pero su sabor es dulce. El ejemplo del hipócrita que recita el Corán es como el arrayán: tiene buen olor pero su sabor es amargo. Y el ejemplo del hipócrita que no recita el Corán es como la tuera: que no tiene olor y su sabor es amargo."
-

La Explicación

“El ejemplo del creyente que recita el Corán" aquí está describiendo el estado de quien recita el Corán con un buen corazón lleno de fe, sentiéndose relajado al recitarlo, el sosiego de la gente al escucharlo recitar y la buena recompensa que recibe al enseñarlo, entonces el creyente quien recita el Corán es un beneficio no solo para sí mismo sino también para los demás, y al decir "quien recita" para indicar la repetición de la recitación y la permanencia hasta que se convierte en una costumbre y un carácter, y al decir "es como la toronja su olor es bueno y su sabor es bueno" entonces la gente se beneficia de su sabor y de su olor, ha mencionado esta fruta porque es la mejor de las frutas con su buena imagen, su buen sabor y su buen tacto, "El ejemplo del creyente musulmán que no recita el Corán es como el dátil: no tiene olor pero su sabor es dulce" su creencia parece a la dulzura del dátil, sin tener olor porque la gente no se beneficia de su recitación igual que el dátil no tiene olor, entonces el creyente quien recita el Corán es mejor que aquel que no lo recita, es decir: no lo estudia."El ejemplo del hipócrita que recita el Corán" quien no tiene fe en su corazón aunque la gente se beneficia de su recitación ya que el hipócrita no tiene bondad- Sin embargo el hipócrita es la persona que muestra el Islam pero en el fondo es incrédulo - que Al-láh nos prive, y hay unos hipócritas que recitan el Corán de buena manera y correctamente pero quedan hipócritas, que Al-láh nos prive de esto, y al decir "es como el arrayán: tiene buen olor pero su sabor es amargo" su olor es comparado con la recitación, y su sabor es comparado con su incredulidad debido a la ausencia de fe en su corazón, y al decir "Y el ejemplo del hipócrita que no recita el Corán es como la tuera: que no tiene olor y su sabor es amargo." es decir sin olor porque no recita y sin sabor por no tener fe. En resumidas cuentas, el profeta -que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él- mencionó los ejemplos del creyente y del hipócrita, dividiendo la gente en categorías según su relación con el Libro de Al-láh- Enaltecido y Exaltado sea- entonces cuidado hermano e intenta ser de los creyentes que recitan el Corán como se debe para ser como la toronja su olor es bueno y su sabor es bueno, y Al-láh es quien guía.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Chino Persa Traducción India
Mostrar las Traducciones