عن عبد الله بن عمرو -رضي الله عنهما- أَنَّ النَّبِيَّ -صلى الله عليه وسلم- تَلَا قَوْلَ اللهِ -عز وجل- فِي إِبْرَاهِيمَ -صلى الله عليه وسلم-: {رَبِّ إِنَّهُنَّ أَضْلَلْنَ كَثِيرًا مِنَ النَّاسِ فَمَنْ تَبِعَنِي فَإِنَّهُ مِنِّي} [إبراهيم: 36] الآية، وقَوْلَ عِيسَى -صلى الله عليه وسلم-: {إِنْ تُعَذِّبْهُم فَإِنَّهُم عِبَادَكَ وَإِنْ تَغْفِرْ لَهُم فَإِنَّكَ أَنْتَ العَزِيزُ الحَكِيمُ} [المائدة: 118] فَرَفَعَ يَدَيْهِ وقَالَ: «اللهُمَّ أُمَّتِي أُمَّتِي» وبَكَى، فقالَ اللهُ -عز وجل-: «يا جِبْرِيلُ، اذْهَبْ إِلَى مُحَمَّدٍ -ورَبُّكَ أَعْلَمُ- فَسَلْهُ مَا يُبْكِيهِ؟» فَأَتَاهُ جِبْرِيلُ، فَأَخْبَرْهُ رسولُ اللهِ -صلى الله عليه وسلم- بما قَالَ -وهو أعلم- فقالَ اللهُ -تعالى-: «يَا جِبْرِيلُ، اذْهَبْ إِلَى مُحَمَّدٍ، فَقُلْ: إِنَّا سَنُرْضِيكَ فِي أُمَّتِكَ وَلَا نَسُوءُكَ».
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

De Abdallah Ibn Amru Ibn Al As, Al-lah esté complacido con los dos, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, recitó las palabras de Al-lah, Ensalzado y Majestuoso, en boca de Abraham, Al-lah le bendiga y le dé paz: “Señor, ciertamente ellos (los ídolos) han extraviado a mucha gente. Y quien me ha seguido es de los míos. Y quien me ha desobedecido, pues, Tú eres Perdonador y Compasivo” [Corán, 14:36]. Así como lo que dijo Jesucristo, Al-lah le bendiga y le dé paz: “Si los castigas, ellos son tus siervos y si los perdonas, Tú eres el Poderoso, el Sabio” [Corán, 5:118]. Después, levantó las manos mientras decía: ‘¡Oh Al-lah, mi pueblo, mi pueblo!’ (Ten misericordia de ellos y perdona sus faltas). Y lloró. En ese momento, Al-lah, Altísimo sea, dijo: ‘¡Gabriel! Ve a ver a Muhammad y tu Señor sabe más y pregúntale qué le hace llorar’. Gabriel fue a verlo y el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, le informó de lo que dijo y Él lo sabe mejor. Entonces, Al-lah, Altísimo sea, dijo: ‘¡Gabriel! Ve a ver a Muhammad y dile: Que verdaderamente nosotros te complaceremos con tu pueblo y no te dañaremos ni te entristeceremos’”.

La Explicación

El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, recitó las palabras de Al-lah, Ensalzado y Majestuoso, en boca de Abraham, Al-lah le bendiga y le dé paz, acerca de los ídolos: “Señor, ciertamente ellos han extraviado a mucha gente. Y quien me ha seguido es de los míos. Y quien me ha desobedecido, pues, Tú eres Perdonador y Compasivo” [Corán, 14:36]. Así como lo que dijo Jesucristo, Al-lah le bendiga y le dé paz: “Si los castigas, ellos son tus siervos y si los perdonas, Tú eres el Poderoso, el Sabio” [Corán, 5:118]. Después, levantó las manos y lloró mientras decía: “¡Oh Al-lah, mi pueblo, mi pueblo!”, es decir, ten misericordia de ellos y perdona sus faltas. En ese momento, Al-lah, Altísimo sea, le dijo a Gabriel: “Ve a ver a Muhammad y pregúntale qué le hace llorar”, siendo que Al-lah, Alabado y Glorificado sea, es quien mejor lo sabe. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, informó a Gabriel de lo que dijo al pronunciar “¡Oh Al-lah, mi pueblo, mi pueblo!”, siendo que Al-lah, Alabado y Glorificado sea, es quien mejor sabe lo que dijo su Mensajero. Entonces, Al-lah, Ensalzado y Majestuoso sea, dijo: “¡Gabriel! Ve a ver a Muhammad y dile: Que verdaderamente nosotros te complaceremos con tu pueblo y no te dañaremos ni te entristeceremos”. Y es así como Al-lah, Ensalzado y Majestuoso sea, lo complació con su pueblo, Al-lah sea alabado, desde varios puntos de vista: la abundancia de la recompensa, y que serán los primeros y los últimos el Día del Juicio, y que han sido distinguidos por muchos dones por encima del resto de pueblos.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción