عن عَلِي بن أبي طالب -رضي الله عنه- أَنَّ النَّبِيَّ - صلى الله عليه وسلم - قَالَ يَوْمَ الْخَنْدَقِ: «مَلَأ اللهُ قُبُورَهم وبُيُوتَهُم نَارًا، كَمَا شَغَلُونَا عن الصَّلاَة الوُسْطَى حَتَّى غَابَت الشَّمس». وفي لفظ لمسلم: «شَغَلُونَا عن الصَّلاَة الوُسْطَى -صلاة العصر-»، ثم صَلاَّهَا بين المغرب والعشاء». وله عن عبد الله بن مسعود قال: «حَبَسَ المُشرِكُون رسول الله -صلى الله عليه وسلم- عن العصر، حَتَّى احْمَرَّت الشَّمسُ أو اصْفَرَّت، فقال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: شَغَلُونَا عن الصَّلاَة الوُسْطَى -صلاة العصر-، مَلَأَ الله أَجْوَافَهُم وقُبُورَهم نَارًا (أَو حَشَا الله أَجْوَافَهُم وَقُبُورَهُم نَارًا)».
[صحيح.] - [حديث علي -رضي الله عنه-: متفق عليه. حديث ابن مسعود -رضي الله عنه-: رواه مسلم.]
المزيــد ...

De Alí Ibn Abu Talib, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “¡Que Al-lah llene de fuego sus tumbas y sus casas! No nos han permitido hacer la oración intermedia (media tarde) hasta que se ha puesto el sol”. En la narración de Muslim: “Nos han tenido ocupados, de modo que no hemos podido hacer la oración intermedia (al-asr)”. Luego la rezó entre el maghrib y la oración de la noche (‘ichaa)”. También de Ibn Masúd se trasmitió que dijo: “Los idólatras le impidieron al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, realizar la oración de la media tarde (al-asr) hasta que el sol empezó a enrojecer y amarillear. Luego, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “No nos han permitido hacer la oración de al-asr en su hora, ¡que Al-lah llene de fuego sus estómagos y sus tumbas! (o dijo: ¡que Al-lah atiborre de fuego sus estómagos y sus tumbas!)”.

La Explicación

Los idólatras le impidieron al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y a sus compañeros, Al-lah esté complacido con ellos, que estaban protegiendo Medina del asedio, realizar la oración media tarde (al-asr) hasta que se puso el sol. Así que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y a sus compañeros, Al-lah esté complacido con ellos, no pudieron realizarla hasta la noche. Por ese motivo, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, maldijo a los idólatras rogando que Al-lah llene de fuego sus casas y sus tumbas como castigo por la molestia que le habían causado a él y a sus compañeros, y por no haberles permitido realizar la oración del asr, que se considera la mejor de las oraciones.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción