عن عبد الله بن عباس رضي الله عنهما قال: قَدِم عُيَينَة بن حِصنٍ، فَنزَل على ابنِ أَخِيه الحُرِّ بن قَيسٍ، وكان من النَّفَر الذين يُدنِيهِم عمر رضي الله عنه، وكان القُرَّاء أصحاب مَجلِس عُمر رضي الله عنه ومُشاوَرَتِه كُهُولا كانوا أو شُبَّانًا، فقال عيينة لابن أَخِيه: يَا ابن أخي، لك وَجْه عند هذا الأمير فَاسْتَأذِن لِي عليه، فَاسْتَأذَن فَأَذِن لَه عُمر، فَلَمَّا دَخَل قال: هي يا ابن الخطَّاب، فَوالله مَا تُعطِينَا الجَزْلَ ولا تَحكُمُ فِينَا بِالعَدلِ، فغضب عمر رضي الله عنه حَتَّى هَمَّ أَنْ يُوقِعَ بِه، فقال له الحُرُّ: يا أمير المؤمنين، إنَّ الله تعالى قال لِنَبِيِّه صلى الله عليه وسلم: {خذ العفو وأمر بالعرف وأعرض عن الجاهلين}، وإِنَّ هذا مِن الجَاهِلِين، والله مَا جَاوَزَها عُمر حِين تَلاَهَا، وكان وَقَّافًا عند كِتَاب الله تعالى.
[صحيح] - [رواه البخاري]
المزيــد ...

De Ibn Abbás, Al-lah esté complacido con los dos, que dijo: “Llegó Uyaina Ibn Hisnin de visita a casa de su sobrino Al Hur Ibn Qais, que era uno del grupo más próximo a Úmar, Al-lah esté complacido con él. Y a Úmar le gustaba rodearse de gente de conocimiento, fuesen jóvenes o mayores. Y también era de los recitadores del Corán y miembro del consejo del emir. Y le dijo Uyaina a su sobrino: ‘Sobrino, tú que tienes influencia ante el emir, pídele permiso para que me reciba. ’ Le dio permiso Úmar y cuando entró, dijo: ‘¡Oye Ibn Al Jattab, por Al-lah, tú no nos das mucho y no gobiernas entre nosotros con justicia!. ’ Y se enojó tanto Úmar, Al-lah esté complacido con él, que quiso golpearlo. Pero le dijo Al Hur: ‘¡Oh Emir de los creyentes, ciertamente Al-lah, Altísimo sea, dijo a Su Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: ‘Acepta el perdón, ordena lo que es lícito y no recrimines a los ignorantes. Y este es uno de los ignorantes. Y por Al-lah que se detuvo Úmar ante el Libro de Al-lah, Altísimo sea (acatándolo). ”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari

La Explicación

El noble compañero del Mensajero de Al-lah, Ibn Abbás -Al-lah esté complacido con ambos-, nos narra lo que le aconteció al Emir de los Creyentes, Úmar Ibn Al-Jattab -Al-lah esté complacido con él- cuando vino a verlo Uyaina Ibn Hisnin, uno de los más destacados de su tribu. Éste se dirigió al Emir de los Creyentes con malos modales, reproches y ataques. Luego, prosiguió con la amonestación diciéndole: “Ciertamente, tú nos das poco y no juzgas entre nosotros con justicia”. Esto enojó tanto a Úmar que estuvo a punto de golpearlo. Pero algunos recitadores, entre ellos el sobrino de Uyaina, Al Hur Ibn Qais, se dirigieron al Califa bien guiado -Al-lah esté complacido con él-. Y Al Hur le dijo: “¡Oh Emir de los creyentes! Al-lah, Enaltecido sea, dijo a Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él-: “Ante todo, elige perdonar, ordena el bien y apártate de quienes se comportan contigo como los ignorantes”. Y este es uno de los ignorantes”. Úmar se detuvo cuando Al Hur recitó esa aleya, porque Úmar -Al-lah esté complacido con él- era una persona que respetaba mucho todo lo que dicta el Libro de Al-lah, Enatecido sea. Asi que no golpeó al hombre por la aleya que fue recitada ante él. Estos son los modales de los compañeros del Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él-. Nunca excedían los límites del Libro de Al-lah. Si se les decía: "Esta es la Palabra de Al-lah", nunca la excedían, sea lo que sea.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Hausa
Mostrar las Traducciones