عن عمران بن حصين -رضي الله عنهما- أن رسول الله -صلى الله عليه وسلم- رأى رجلًا مُعتزلًا، لم يُصَلِّ في القوم، فقال: (يا فلان، ما منعك أن تصلي في القوم؟) فقال: يا رسول الله أصابتني جنابةٌ، ولا مَاءَ، فقال: (عليك بالصَّعِيدِ، فإنه يَكْفِيَكَ).
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Imrán Ibn Hassin -Al-lah esté complacido con ambos-:El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- vio a un hombre apartado de los demás y sin rezar. Le preguntó: “¿Qué te ha impedido rezar con el grupo?”. El hombre respondió: “Estoy en estado de impureza y no he encontrado agua para purificarme”. Le dijo: “te basta hacerlo con arena (la purificación seca) para dejar de estar impuro”.

La Explicación

El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dirigió a sus compañeros en el rezo colectivo de la oración del amanecer. Cuando concluyó el rezo, vio a un hombre que no rezaba con ellos. Dada la perfección de sus modales y su afecto - la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- no le recriminó que no haya rezado con el grupo, hasta que no supo el motivo que le llevó hacerlo. Le preguntó: “¿Qué te ha impedido rezar con el grupo?”. El hombre explicó lo que él creía que era un motivo para no rezar con el grupo: “Estoy en estado de impureza por la eyaculación y no he encontrado agua para purificarme” por lo que retrasó su rezo hasta encontrar agua para purificarse. El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- le informó que Al-lah Todopoderoso, por Su afecto, le había permitido emplear un sustituto del agua para purificarse, a saber: arena limpia. Por lo tanto, puede emplearla y le será suficiente para dejar de estar en estado de impureza.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino
Mostrar la Traducción