عن أبي هريرة -رضي الله عنه- قال: قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: إذا قُبِر الميت -أو قال: أحدكم- أتاه ملكان أسودان أزرقان، يقال لأحدهما: المُنكَر، وللآخر: النَّكِير، فيقولان: ما كنتَ تقول في هذا الرجل؟ فيقول: ما كان يقول: هو عبد الله ورسوله، أشهد أن لا إله إلا الله، وأن محمدا عبده ورسوله، فيقولان: قد كنا نعلم أنك تقول هذا، ثم يُفْسَح له في قبره سبعون ذِراعا في سبعين، ثم يُنَوَّر له فيه، ثم يقال له: نم، فيقول: أرجع إلى أهلي فأخبرهم، فيقولان: نم كنومة العروس الذي لا يوقِظه إلا أحب أهله إليه، حتى يبعثه الله من مَضْجعه ذلك، وإن كان منافقا قال: سمعتُ الناس يقولون، فقلت مثله، لا أدري، فيقولان: قد كنا نعلم أنك تقول ذلك، فيقال للأرض: التَئِمي عليه، فتَلْتَئِم عليه، فتختلف فيها أضلاعه، فلا يزال فيها مُعذَّبا حتى يبعثه الله من مَضْجعه ذلك.
[حسن.] - [رواه الترمذي.]
المزيــد ...

Narró Abû Huraira, que Al-lah esté complacido de él, que el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando una persona fallecida es enterrada, llegan dos ángeles, de color azul y negro, que son llamados Al-Munkar y An-Nakir. Ellos preguntan: ‘¿Qué dijiste acerca de este hombre?’, y él dice lo que solía decir: ‘Él es un siervo de Al-lah y Su mensajero. Atestiguo que no hay más divinidad que Al-lah y que Muhammad es Su siervo y enviado’. Ellos responden: ‘Sabíamos que tú dirías eso’. Entonces la tumba se hace espaciosa para él, setenta cúbitos por setenta, y es iluminada para él. Y le dicen: ‘Duerme’. Él pregunta: ‘¿Puedo volver con mi familia y decirles?’, y ellos le responden: ‘Duerme el sueño del novio, que será despertado por quien más ama’. Hasta que Al-lah lo levanta de su lugar de descanso. Pero si el fallecido es un hipócrita, él responde a los ángeles: ‘Yo escuché a la gente diciendo tal y tal cosa, y sólo repetí lo que ellos decían’. Ellos responden: ‘Sabíamos que dirías eso’. Entonces la tierra lo constriñe y aprieta hasta que sus costillas se entrelazan unas con otras, y así continúa atormentado hasta que Al-lah lo levante de su tumba”.
Hadiz aceptable (Hasan) - Registrado por Al-Tirmidhi

La Explicación

Cuando una persona fallecida es enterrada, llegan dos ángeles, de color negro y azul. Uno de ellos llamados Al-Munkar; y el otro An-Nakir. Y preguntarán al fallecido, qué decía de este hombre, en referencia al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él; al que el fallecido les contesta que el Profeta, es un siervo de Al-lah y Su mensajero, y atestigua que no hay más divinidad que Al-lah y que Muhammad es Su siervo y Su mensajero. Y los dos ángeles le dirán que sabían que iban a contestar eso. Y en seguida la tumba del fallecido se ensancha setenta cúbitos por setenta, y es iluminada para él. Luego el fallecido pregunta a los dos ángeles si puede regresar con su familia para informarle de que se encuentra bien, y se pondrán contentos por él, y no se entristecen. Pero los ángeles le dirán que duerma como duerme el novio al que nadie despertará sino el más amado para él. Entonces dormirá de forma agradable hasta que Al-lah lo envíe el Día de la Resurrección. Sin embargo, si la persona es hipócrita, responderá la primera pregunta, afirmando que oía la gente decir que Muhammad es el Mensajero de Al-lah, y que así lo repetía él, sin saber si era un Profeta de verdad o no. Y los dos ángeles, le dirán que sabían que iban decir eso; y le dirán a la tierra que se comprima de tal forma que aprieta sus costillas hasta que se entrelazan unas con otras, y así continúa atormentado hasta que Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, lo envíe el Día de la Resurrección.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur Kurdo
Mostrar las Traducciones