عن عائشة -رضي الله عنها- أن النبي -صلى الله عليه وسلم- صلَّى في خَمِيصَةٍ لها أعْلَام، فَنَظَر إلى أَعْلاَمِهَا نَظْرَةً، فلمَّا انْصَرف قال: «اذهبوا بِخَمِيصَتِي هذه إلى أبي جَهْم وَأْتُونِي بِأَنْبِجَانِيَّةِ أبي جَهْم؛ فإنها أَلْهَتْنِي آنِفًا عن صَلاتي» وفي رواية: «كنت أنظر إلى عَلَمِها، وأنا في الصلاة؛ فأخاف أن تَفْتِنَنِي».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

NArró ‘Aisha, que Al-lah esté complacido de ella, que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, realizó la oración vestido con una khamisa (túnica) con adornos. Cuando terminó su oración, dijo: “Lleven mi khamisa (túnica con adornos) a Abû Yahem, y tráiganme la anbijania (prenda de vestir sin adorno) de Abû Yahem. La kahmisa adorada desvió mi atención mientras estaba rezando”. Y en otra versión: “Estaba mirando sus adornos y colores (de la khamisa), mientras estaba rezando, y temo que desvíe mi atención”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

Abû Yahem regaló al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, una khamisa (túnica) con adornos y colores. De sus modales, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, era aceptar todo regalo que se le haga, como forma de agradecimiento. Entonces el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, aceptó aquel regalo, y rezó con esa túnica, sin embargo, debido a sus excesivos adornos y colores, el Profeta no pudo concentrarse en su oración, y desvió su atención, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Después de sucederle aquello ordenó a que devuelvan dicha khamisa a Abû Yahem, y para que este no se sintiera apenado por lo sucedido, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, les ordenó que trajesen en el lugar del regalo la anbijania de Abû Yahem, que era una prenda de vestir mucho más simple y sin adornos ni colores.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Kurdo Hausa portugués
Mostrar las Traducciones