عن ابن عباس -رضي الله عنهما- أن النبي -صلى الله عليه وسلم- مر عليه حمار قد وُسِمَ في وجهه، فقال:«لعن الله الذي وسمه». وفي رواية لمسلم أيضا: نهى رسول الله -صلى الله عليه وسلم- عن الضرب في الوجه، وعن الوسم في الوجه»
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

Narró Ibn Abbas, que Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- pasó delante de él un burro que había sido marcado en un hierro en la cara, y dijo al respecto: “Al-lah maldice quien lo haya marcado”. En otro relato de Muslim, el Mensajero de Al-lah prohíbe también “que se golpee la cara o que se marque con el hierro”.

La Explicación

En este hadiz encontramos una prohibición absoluta y una grave maldición para quien marque los animales en la cara o les golpee en esa zona. Los doctos ulemas, Al-lah les cubra con su misericordia, lo califican como un gran pecado. Su justificación la encuentran en el hecho de que la cara es la parte visible, en la que se reúne toda la belleza, siendo sus partes sensibles y débiles. Por ello, si se golpea se puede afear la imagen del ser ya que es su parte más visible y la más sensible a cualquier golpe.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción