عن عائشة -رضي الله عنها- مرفوعاً: «ما ضرب رسول الله -صلى الله عليه وسلم- شيئا قَطُّ بيده، ولا امرأة ولا خادما، إلا أن يجاهد في سبيل الله، وما نيِل منه شيء قَطُّ فينتقم من صاحبه، إلا أن ينتهك شيء من محارم الله تعالى، فينتقم لله تعالى».
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

Narró Aisha –Alah se complazca de ella- que el profeta –la paz y las bendiciones sean con él- dijo: El mensajero de Alah –la paz y las bendiciones sean con él- nunca golpeó a nada, a ninguna mujer o esclavo excepto cuando estaba luchando en el camino de Alah, cuando algo le era arrebatado nunca tomó venganza, excepto cuando se violaba alguna prohibición de Alah, entonces tomaba represalias por Alah”

La Explicación

De los modales del profeta –la paz y las bendiciones sean con él- es que nunca golpeo a nada, ni animales, mujeres o esclavos, en ningún momento o época, a pesar de que la costumbre era golpear sobre todo a mujeres y esclavos, y si el profeta –que la paz y las bendiciones sean con él- no golpeaba a esclavos ni mujeres siendo que era la costumbre, entonces qué decir del resto de las personas, solo golpeaba cuando estaba luchando en el camino de Alah para que Su palabra quedara en alto, cuando alguien lo lastimaba nunca tomó venganza, como sucedió con los incrédulos le golpearon en la cabeza en la batalla de Uhud, le rompieron un diente entre otras cosas que sufrió, a pesar de todo el perdonaba, era tolerante y no tomaba venganza, excepto cuando se violaba una prohibición de Alah, eso no se lo permitía a nadie.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción