عن أنس بن مالك -رضي الله عنه- قال: حَضَرَتِ الصلاةُ فقامَ مَنْ كان قريبَ الدارِ إلى أَهْلِهِ، وبَقِيَ قَوْمٌ، فأُتِيَ رسولُ اللهِ -صلى الله عليه وسلم- بِمِخْضَبٍ مِنْ حِجَارَةٍ، فَصَغُرَ المِخْضَبُ أَنْ يَبْسُطَ فيهِ كَفَّهُ، فتَوَضَّأَ القومُ كلهم. قالوا: كم كنتم؟ قال: ثمانينَ وزيادةً. وفي رواية: أَنَّ النبيَّ -صلى الله عليه وسلم- دعا بإناءٍ من مَاءٍ، فأُتِيَ بقَدَحٍ رَحْرَاحٍ فيهِ شَيْءٌ من ماءٍ، فوضعَ أَصَابِعَهُ فيهِ، قال أنس: فَجَعَلْتُ أَنْظُرُ إلى الماءِ يَنْبُعُ مِنْ بَيْنِ أَصَابِعِهِ، فَحَزَرْتُ مَنْ تَوَضَّأَ ما بَيْنَ السبعينَ إلى الثمانينَ.
[صحيح.] - [متفق عليه، بروايات متعددة.]
المزيــد ...

De Anás Ibn Malik, Al-lah esté complacido con él, transmitido del Mensajero de Al-lah, que dijo: “Estábamos reunidos junto al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y llegó la hora de la oración. Quien estaba próximo a su casa, se apresuró para hacer la ablución. Y los demás esperaron. Entonces le trajeron al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, un recipiente de piedra, apenas pudo extender sus manos en él ya que era pequeño. Después, toda la gente pudo hacer la ablución del mismo recipiente. Preguntaron: ‘¿Cuántos erais?’ Dijo: ‘Más de ochenta’”. En otro relato: “Que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, pidió un recipiente con agua y le trajeron uno con poca agua e introdujo sus dedos en él. Dijo Anás: ‘Vi como el agua comenzaba a brotar de entre sus dedos. Y según lo que conté, hicieron la ablución de esa agua entre setenta y ochenta personas’”.

La Explicación

Anás Ibn Malik, Al-lah esté complacido con él, dice “Estábamos reunidos junto al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y llegó la hora de la oración”, esto es, mientras los compañeros del Mensajero de Al-lah estaban con él, les alcanzó la oración de media tarde (asr). “Quien estaba próximo a su casa, se apresuró para hacer la ablución. Y los demás esperaron, esto es, los que no vivían cerca de la mezquita junto con el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz. Entonces le trajeron al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, un recipiente de piedra con una pequeña cantidad de agua –en otros relatos “se le trajo una bandeja”. Apenas pudo extender sus manos en él de lo pequeño que era ese recipiente. Dijo Anas: “Después, toda la gente pudo hacer la ablución del mismo recipiente”. Le preguntaron: “¿Cuántos erais?” Dijo: “Más de ochenta”.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción