عن أنس بن مالك -رضي الله عنه- قال: قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم- لأُبَي بنِ كعْب -رضي الله عنه-: «إن الله -عز وجل- أمَرَني أن أَقْرَأَ عَلَيك: (لم يكن الذين كفروا...) قال: وسمَّاني؟ قال: «نعم» فبكى أُبي. وفي رواية: فَجَعَل أُبَي يَبكِي.
[صحيح.] - [متفق عليه. الرواية الثانية: رواها البخاري.]
المزيــد ...

Narró Anas Ibn Malik -Al-lah esté complacido de él- que el Mensajero de al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él-le dijo a Ubay Ibn Ka'ab -Al-lah esté complacido de él-: “En verdad, Al-lah -Exaltado sea- me ordenó que los recitara la sura de “No es concebible que los incrédulos, de la Gente del Libro o los asociadores, sean condenados hasta…” (Corán, 98). Le preguntó Ubay: “¿Mencionó mi nombre?”. “Sí”, le respondió el Mensajero, y Ubay lloró. En otro relato: “Ubay se puso a llorar”.

La Explicación

Este hadiz recoge que el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- informa a Ubay que Al-lah, Exaltado sea, le ordenó que le recitara la sura de Al-Bayyina (Corán, 98). Ubay -Al-lah esté complacido de él- se sorprendió y se preguntó ¿cómo es posible? Porque la tradición exige que el menos distinguido es quien debe recitar para el más distinguido y no al revés. Cuando a Ubay le aseguró el Mensajero de Al-la -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- que era cierto que Al-lah había mencionado su nombre, se puso a llorar de alegría y felicidad porque el Altísimo le había mencionado.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción