عن أبي عبد الرحمن عبد الله بن مسعود -رضي الله عنه- قال: كَأَنِّي أَنْظُر إلى رسول الله -صلى الله عليه وسلم- يَحْكِي نَبِيًّا من الأنبياء، صلوات الله وسلامه عليهم، ضربه قومه فَأَدْمَوْهُ، وهو يمَسحُ الدَم عن وجهِهِ، يقول: «اللهم اغفر لِقَوْمِي؛ فإنهم لا يعلمون».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Abu Abd-Arrahman bin Abdellah bin Masuud -Al-lah esté complacido con él-: Es como si estuviera viendo el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- relatando un suceso que ocurrió con uno de los profetas -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con ellos- al que su gente le golpeó causándole un herida sangrante. Este profeta, mientras se limpiaba la sangre de la cara, decía: “¡Oh Señor, perdona a mis gentes, pues no saben lo que hacen!”.

La Explicación

El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- relató un suceso que ocurrió con uno de los profetas, al que su gente le golpeó del que brotó sangre. Este profeta, mientras se limpiaba la sangre de la cara, pedía perdón para su gente. Esto representa el máximo nivel de paciencia y autocontrol. De hecho no se limitó a suplicar por ellos, sino que se disculpó por ellos temiendo el castigo que les espera, ya que ellos desconocen el verdadero motivo de las cosas.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción