عن أبي جحيفة -رضي الله عنه- قال: رأيت بلالًا يؤذِّن ويدور ويتبع فاه هاهنا، وهاهنا، وإصبعاه في أُذنيه، ورسول الله صلى الله عليه وسلم في قُبَّةٍ له حمراء -أُراه قال: من أَدَمٍ- فخرج بلال بين يديه بِالعَنَزَةِ فركزها بِالبَطْحَاءِ، «فصلى إليها رسول الله صلى الله عليه وسلم، يمر بين يديه الكلب والحمار، وعليه حُلَّةٌ حمراء»، كأني أنظر إلى بَرِيقِ ساقيه. وفي رواية: رأيت بلالًا خرج إلى الأبطح فأذَّن فلما بلغ حي على الصلاة، حي على الفلاح، لوى عنقه يمينا وشمالا، ولم يستدِر.
[صحيح دون قوله: (ولم يستدر).] - [رواه أبو داود والترمذي وأحمد.]
المزيــد ...

Narró Abu Yuhaifa -Al-lah esté complacido con él-: “Vi a Bilal llamando a la oración moviendo su rostro hacia aquí y allá (de derecha a izquierda) y con los dedos en las orejas. El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- se encontraba bajo un tienda rojiza. Creo que dijo: “era de piel”. Luego, Bilal salió con una lanza en la mano y la clavó en la arena (para que proteja la oración que no pueda ser interrumpida por los que pasan por delante). “Hacia esta lanza dirigió el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- la oración. Delante de él pasaban perros, burros, mientras él llevaba puesto una tela rojiza”. Es como si estuviera viendo ahora el brillo de sus pantorrillas. En otro relato: “Vi a Bilal salir hacia Al-Abtah para llamar a la oración. Cuando llegó a pronunciar la frase ‘¡Vengan a la oración! ¡Vengan al éxito!’, comenzó a girar la cabeza hacia la izquierda y hacia la derecha, pero no se dio la vuelta”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Tirmidhi

La Explicación

El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- había acampado en Al-Abtah, un lugar en la parte superior de Meca. Entonces salió Bilal con el sobrante de agua de la ablución menor con el que realizó el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y la gente comenzó a usar el agua como bendición. Después, Bilal realizó el llamado de la oración (adán). Abu Yuhaifa dijo al respecto: “Observé su cabeza cuando giraba su de un lado al otro, diciendo: “¡Vengan a la oración! ¡Vengan al éxito!” Giraba la cabeza para que la gente lo escuche. Estas dos frases son una exhortación a realizar la oración. Luego, alguien incrustó una lanza en el suelo como una protección para que nadie se cruce por delante, y realizó la oración del Dhuhr (el mediodía), de dos postraciones (rakaas), en lugar de cuatro como es habitual. De esta manera siguió acortando las oraciones de cuatro rakaas a dos hasta que regresó a Medina, puesto que se encontraba de viaje.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur Hausa
Mostrar las Traducciones