عن أبي هريرة -رضي الله عنه- مرفوعاً: «إنما جُعِلَ الإمام ليِؤُتَمَّ به، فلا تختلفوا عليه، فإذا كبر فكبروا، وإذا ركع فاركعوا، وإذا قال: سمع الله لمن حمده، فقولوا: ربنا ولك الحمد. وإذا سجد فاسجدوا، وإذا صلى جالسا فصلوا جلوسا أجمعون».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Abu Huraira, que Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo: “Si se pone a un imám es para ser seguido, si recita el takbir (Al-lahu Akbar), recitenlo después de él, y si hace la genuflexión, háganla después de él, y si dice: ‘¡Allah escucha a quien Le alaba! (Samiaa Al-lahu li man hamidah), digan: ‘¡Señor nuestro para Ti son las alabanzas! (Rabana wa laka alhamd), y si se prostra, postren con él, y si ora sentado, todos ustedes oren sentados.”

La Explicación

Este hadiz nos explica cómo los fieles deben seguir al imám durante la oración. En este sentido, el Mensajero del Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- nos dice que el motivo por el que se pone a un imám es para ser seguido en todos los momentos de la oración. Se deben observar todos sus movimientos y se deber repetir después de él. Y si recita el takbir (Al-lahu Akbar), recitenlo después de él, y si hace la genuflexión, háganla después de él, y si dice: ‘¡Allah escucha a quien Le alaba! (Samiaa Al-lahu li man hamidah), digan: ‘¡Señor nuestro para Ti son las alabanzas! (Rabana wa laka alhamd), y si se prostra, postren con él, y si ora sentado por una incapacidad que le imposibilite levantarse, todos ustedes oren sentados a pesar de que puefan hacer la oración de pie.

La Traducción: Inglés Francés Turco Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción