عن عائشة -رضي الله عنها- قالت: خرجنا مع رسول الله -صلى الله عليه وسلم- لا نَذْكُرُ إلا الحج، حتى جِئْنَا سَرِف فَطَمِثْتُ، فدخل عليَّ رسول الله -صلى الله عليه وسلم- وأنا أبْكِي، فقال: «ما يُبْكِيك؟» فقلت: والله، لوَدِدْتُ أنَّي لم أكُن خرجت العَام، قال: «ما لك؟ لَعَلَّكِ نَفِسْتِ؟» قلت: نعم، قال: «هذا شيء كَتَبه الله على بنات آدم، افعلي ما يفعل الحاج غير أن لا تَطُوفي بالبيت حتى تَطْهُري» قالت: فلمَّا قدمت مكة، قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم- لأصحابه «اجْعَلُوها عُمرة» فأحَلَّ الناس إلا من كان معه الهَدْي، قالت: فكان الهَدْي مع النبي -صلى الله عليه وسلم- وأبي بكر وعمر وذَوِي اليَسَارَة، ثم أهَلُّوا حين راحُوا، قالت: فلمَّا كان يوم النَّحر طَهَرْت، فأمَرَني رسول الله -صلى الله عليه وسلم- فَأَفَضْتُ، قالت: فَأُتِيَنَا بِلَحم بَقَر، فقلت: ما هذا؟ فقالوا: أَهْدَى رسول الله -صلى الله عليه وسلم- عن نِسَائه البقر، فلمَّا كانت ليلة الحَصْبَةِ، قلت: يا رسول الله، يرجع الناس بحجة وعُمرة وأرجع بِحَجَّة؟ قالت: فأمر عبد الرحمن بن أبي بكر، فَأَرْدَفَنِي على جَمَلِه، قالت: فإني لأذْكُر، وأنا جَارية حَدِيثَةُ السِّن، أَنْعَسُ فيُصِيب وجْهِي مُؤْخِرَة الرَّحْل، حتى جِئْنَا إلى التَّنْعِيم، فَأَهْلَلْتُ منها بِعُمْرة؛ جزاء بِعُمْرَة الناس التي اعْتَمَرُوا.
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

Narró ‘Aisha, que Al-lah esté complacido de ella: ‘Salíamos con la única intención de realizar el peregrinaje; pero, cuando llegué a Sarif, me llegó la menstruación. El Mensajero de Al-lah entró y me vio llorando’. Me dijo: “¿Qué te hace llorar?” Le dije: ‘Por Al-lah me gustaría no haber realizado el Hayy (la peregrinación mayor) este año’. Y él dijo: “¿Qué te pasa? ¿Estás menstruando?” Le dije: ‘Sí’. Me dijo: “Esto es algo que Al-lah ha prescrito para todas las hijas de Adán. Haz lo que hace el peregrino excepto que no realizarás el tawaf (rito de la circunvalación alrededor de la Ka’abah) hasta que te purifiques”. ‘Y cuando llegamos a La Meca, el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo a sus compañeros que hicieran ‘Umrah (peregrinación menor). Entonces la gente concluyó el ‘Umrah dando fin al estado de inviolabilidad (Ihram), a excepción de los que poseían un animal para el sacrificio. Y los únicos que poseían un animal para el sacrificio eran el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, Abû Baker, ‘Umar y otros más . Entonces la gente que había salido del ihram del ‘Umrah comenzó a realizar el Hayy, cuando se fueron de La Meca hacia Mina. Y cuando llegó el día de An-Naher (el día del sacrificio), me purifiqué de mi estado de menstruación; y entonces el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, me ordenó a que hiciera tawaf al-ifada (la circunvalación obligatoria alrededor de la Ka’abah). Luego nos trajeron carne de vaca, y dije ‘¿Qué es esto?’ Dijeron: ‘El Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sacrificó por cada una de sus esposas una vaca. Cuando llegó la noche de Al-Hasaba (la noche cuando desciende de Mina), dije: ‘Oh Mensajero de Al-lah, ¿ustedes han hecho la Peregrinación mayor y menor (Hayy y ‘Umrah) y yo solo realicé el Hayy?’ Él entonces ordenó a ‘Abd Ar-Rahman Ibn Abû Baker que me llevara; y este me subió detrás de él en la montura de su camello. Y recuerdo que era una moza. Estaba somnolienta, de tal forma que mi cara caía sobre la montura del camello; hasta que llegamos a At-Tan’im, y ahí comencé con la intención de hacer ‘Umrah, como la ‘Umrah que hicieron los demás.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Muslim

La Explicación

La explicación del hadiz narrado por ‘Aisha, que Al-lah esté complacido de ella, en cuanto a la primera parte donde dice ‘salíamos con la única intención de realizar el peregrinaje’, es decir, ellos partieron con el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, desde la ciudad de Medina, un sábado, cuando solo quedaban cinco días del mes de Dhu al-‘qida. Había rezado con el Mensajero los cuatro rak’at del Duhur; y dos Raka’at de la oración del ‘Asr cuando llegaron a Dhul Hulaifa (zona en las afueras de Medina). Y aunque en el hadiz no se especifica el tipo de peregrinaje (si es Hayy o ‘Umrah), ya que en otro hadiz sahih se recoge “algunos de nosotros iban a realizar el ‘Umrah; y otros el Hayy; y yo (‘Aisha) era de los iban para el ‘Umrah”; de ahí que en este hadiz que explicamos, ‘Aisha, que Al-lah esté complacido de ella, no especifica qué tipo de peregrinaje, si era Hayy o si era ‘Umrah; o qué quiere decir exactamente. De todas formas, el hadiz habla de la intención de realizar una peregrinación, por lo que se deduce tres situaciones: Primera, con eso ‘Aisha quería decir que iban a hacer el peregrinaje en general; ya que en el hadiz no se evidencia qué tipo de Ihram habían adoptado, es decir, si era con la intención de realizar un Hayy, o por el contrario era una ‘Umrah. Segunda deducción, que con la palabra peregrinación en general se refería a su salida del lugar del que habían partido; y antes de su llegada al miqat (punto alrededor de La Meca desde el cual deben consagrarse, adoptando al -ihram); y por tanto su entrada en el ihram. Tercera deducción del hadiz, que con la palabra peregrinación en general se refería a la situación de sus compañeros, y no a la suya. Cuando llegaron a Sarif, es decir, un lugar cercano a La Meca; comenzó su menstruación, y al sucederle eso, lloró, momento que entra el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y le preguntó por qué lloraba, a lo que ella respondió, que por Al-lah, no hubiera querido realizar el Hayy ese año. Y entonces el Mensajero le pregunta qué le pasa, adivinando que ella tenía la menstruación. Al confirmarlo, él la tranquilizó y le aseguró que la menstruación es algo que Al-lah ha dictado para todas las hijas de Adán; y por tanto no dependía de ella, ni tampoco era una cosa exclusiva de ella; y que no se debe de llorar por ello. Enseguida, el Profeta le dijo que haga todo lo que los peregrinos vayan a hacer, excepto el tawaf (rito de la circunvalación alrededor de la Ka’abah) hasta que se purifique. De esta forma el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le informó que su estado de menstruación no le impedía realizar la peregrinación, ni tampoco su estado de inviolabilidad (Ihram); y que debe realizar lo que hacen los peregrinos, es decir, subir al monte de ‘Arafat; Mina y Muzdalifah; así como arrojar las piedras; y demás ritos del Hayy, salvo el tawaf, que los hará en el momento de purificarse y realizar su ablución mayor de la menstruación. Al llegar a Meca el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo a aquellos que no poseían animal para el sacrificio, que hicieran su estado de inviolabilidad para el ‘Umrah; quien estaba en Ihram del Hayy, y no tenía animal para sacrificar, reemplazaba su Hayy por el de ‘Umrah; y que realizar al-tawaf; al-sa’i (recorrido que se hace entre las lomas de Safa y al-Marwah) y que cortaran el cabello y que concluyeran la Umrah dando fin al estado de inviolabilidad (Ihram). En otra versión de Muslim se recoge que “El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos ordenó que quien no poseía un animal de sacrificio que concluyeran por completo el ‘Umrah dando fin al estado de inviolabilidad (Ihram); realizaron al Sa’i y cortaron cabello. Los que continuaron en estado de inviolabilidad fueron el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él; así como Abû Baker y ‘Umar, que Al-lah esté complacido de ellos, y los demás que poseían animal para el sacrificio. Por tanto, quien tenía un animal para el sacrificio no le es obligatorio poner fin a su estado de inviolabilidad. Para justificar eso, el Mensajero, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Si no hubiera portado el animal para el sacrificio habría concluido con ustedes”. Después los que realizaron tawaf; Sa’i y cortaron su cabello, completaron su peregrinación pasando la noche en Mina, es decir, el día de Tarwía, que es el octavo día del mes de Dhu Al-Hiyya. ‘Aisha continúa en la narración del hadiz, y dice que cuando llegó el día de An-Naher, se purificó de su menstruación, y eso fue el décimo día del mes de Dhu Al-Hiyya. Después de eso, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le ordenó a que hiciera tawaf Al-ifada (la circunvalación final obligatoria alrededor de la Ka’abah). Después el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le envió a ella, y a todas las mujeres que estaban con ella, carne de vaca. El Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sacrificó por cada una de sus esposas una vaca. Y en la noche del Al-Hasabaa (la noche cuando desciende de Mina), y es la noche después de los días de At-tashriq (los tres días que siguen el día del sacrificio). Se le conoce como la noche de Al- Hasaba (laylat al-hasaba) porque se marcharon de Mina y se establecieron en Al-Muhasab (lugar donde se arrojan las piedras en Mina); donde pasaron la noche. En otra versión recogida en hadiz Al-Bujari, que ‘El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pasó la noche en Muhasab; luego se dirigió hacia la Ka’abah y realizó el tawaf”. Después, ‘Aisha le dijo al Mensajero de Al-lah, que la gente regresaba habiendo realizado un Hayy y una ‘Umrah; ya que estaban purificados; y que ella solo regresaba con un Hayy; ya que estaban en estado de menstruación, y unió la ‘Umrah con el Hayy. En otra versión transmitida por Muslim: “La gente regresan con dos recompensas; y yo con una”. Es decir, ‘Aisha quiso realizar una ‘Umrah por sí sola independiente del Hayy, como lo hicieron las demás madres de los creyentes (las esposas del Profeta), y los demás de los compañeros, que reemplazaron el Hayy por el ‘Umrah; y completaron el ‘Umrah y concluyeron la inviolabilidad del ‘Umrah antes del día de Tarwía; y después entraron en el estado de inviolabilidad otra vez para el Hayy en el mismo día de Tarwía; y de esta forma lograron una ‘Umrah por un lado y un Hayy por otro lado. Mientras que ‘Aisha cuenta con una ‘Umrah incluida en un Hayy. Entonces el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo que para el Día del Juicio Final que le era suficiente con realizar tawaf para su Hayy, y para su ‘Umrah; sin embargo, ella no quiso, y deseó realizar un ‘Umrah independiente como así ocurrió con los demás. Después ordenó al hermano de ‘Aisha, ‘Abd Ar-Rahman Ibn Abû Baker, que Al-lah esté complacido de ellos, a que la llevara hasta At- Tan’im, para que ella pudiera cumplir con la ‘Umrah, al igual que los demás. Al subir detrás de su hermano en la montura del camello, ella estaba somnolienta, de tal grado que daba cabezazos del sueño que tenía; por lo que golpeaba la parte detrás de la montura. Al llegar a At-Tan’im pudo realizar la ‘Umrah, al igual que los demás. En otra hadiz de los dos sahih, que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo a ‘Aisha, después de que este haya cumplido con la ‘Umrah: “Este es el lugar de tu ‘Umrah”; es decir, la ‘Umrah que acaba de realizar es el lugar de la ‘Umrah que deseaba realizar por independiente, que no está incluida en el Hayy, a la que la menstruación le impidió en su momento llevar a cabo.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur
Mostrar las Traducciones