عن عبد الله بن عمر -رضي الله عنهما- قال: « تَمَتَّعَ رَسُولُ اللَّهِ -صلى الله عليه وسلم- فِي حَجَّةِ الوَدَاع بالعُمرَة إلى الحج وأهدَى، فَسَاقَ مَعَهُ الهَدْيَ مِن ذِي الحُلَيفَة، وَبَدَأَ رَسول اللَّهِ -صلى الله عليه وسلم- وَأَهَلَّ بالعمرة, ثُمَّ أَهَلَّ بالحج, فَتَمَتَّعَ النَّاس مع رسول اللَّهِ -صلى الله عليه وسلم- فَأَهَلَّ بالعمرة إلَى الحج, فَكَان مِن النَّاس مَنْ أَهْدَى, فَسَاقَ الهَدْيَ مِن ذي الحُلَيفَة، وَمِنهُم مَنْ لَمْ يُهْدِ، فَلَمَّا قَدِمَ رسول اللَّه -صلى الله عليه وسلم- قَالَ للنَّاس: مَنْ كَانَ مِنكُم أَهْدَى, فَإِنَّهُ لا يَحِلُّ مِن شَيء حَرُمَ مِنْهُ حَتَّى يَقْضِيَ حَجَّهُ، وَمَن لَم يَكُن أَهْدَى فَلْيَطُفْ بالبَيت وَبالصَّفَا وَالمَروَة, وَلْيُقَصِّر وَلْيَحْلِل, ثُمَّ لِيُهِلَّ بالحج وليُهدِ, فَمَن لم يجد هَدْياً فَلْيَصُم ثَلاثَةَ أَيَّام فِي الحج وَسَبعة إذَا رَجَعَ إلى أَهلِهِ فَطَافَ رسول اللَّهِ -صلى الله عليه وسلم- حِينَ قَدِمَ مَكَّةَ، وَاستَلَمَ الرُّكْنَ أَوَّلَ شَيْءٍ, ثُمَّ خَبَّ ثَلاثَةَ أَطْوَافٍ مِنْ السَّبْعِ, وَمَشَى أَربَعَة, وَرَكَعَ حِينَ قَضَى طَوَافَهُ بالبيت عِند المَقَام رَكعَتَين, ثُمَّ انصَرَفَ فَأَتَى الصَّفَا, وطاف بِالصَّفَا وَالمَروَة سَبعَةَ أَطوَاف, ثُمَّ لَم يَحلِل مِنْ شَيْءٍ حَرُمَ منه حَتَّى قَضَى حَجَّهُ, وَنَحَرَ هَدْيَهُ يوم النَّحرِ، وَأَفَاضَ فَطَافَ بالبيت, ثُمَّ حَلَّ مِن كُلِّ شَيء حَرُمَ مِنهُ, وَفَعَلَ مِثل مَا فَعَلَ رَسول اللَّه -صلى الله عليه وسلم-: مَن أَهدَى وَسَاقَ الهَديَ مِن النَّاسِ». «رَأَيْتُ رَسُولَ اللَّهِ -صلى الله عليه وسلم- حِينَ يَقْدَمُ مكَّة إذا اسْتَلَمَ الرُّكْنَ الأَسْوَدَ -أَول ما يَطُوفُ- يَخُبُّ ثَلاثَةَ أَشْوَاطٍ».
[صحيح.] - [متفق عليه بروايتيه.]
المزيــد ...

De Abdullah Ibn Úmar, Al-lah esté complacido con ambos, que dijo: “El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, en su peregrinación de la despedida, realizó la peregrinación menor y la mayor el mismo año portando consigo un animal como ofrenda de sacrificio. Esta ofrenda animal la condujo desde Dhul Hulaifa (zona en las afueras de Medina). Luego, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y su familia comenzaron la peregrinación menor (Umrah). Después, comenzaron la peregrinación mayor (Hayy) y la completaron. Asimismo, las personas que lo acompañaban realizaron el sacrificio de la ofrenda animal junto con el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz. Por lo tanto prosiguió después de la Umrah con el Hayy. Había gente que trajo su ofrenda animal desde Dhul Hulaifa, pero otros no trajeron ofrenda animal para el sacrificio. Cuando el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, se dirigió a los peregrinos, les dijo: ‘Quien de vosotros ha traído la ofrenda animal para el sacrificio debe seguir en estado de inviolabilidad hasta completar la peregrinación mayor (Hayy). Quien no haya portado la ofrenda del sacrificio, debe circunvalar la Kaaba y luego dirigirse a Safá y Marwa, para así salir del estado de inviolabilidad impuesto al peregrino. Después, debe comenzar el Hay y realizar el sacrificio de la ofrenda animal. Quien no encontrase animal para el sacrificio o no dispone de medios, deberá ayunar tres días durante la peregrinación y siete días cuando regrese a su lugar de origen’. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, al llegar a Meca comenzó a circunvalar la Kaaba (tawaf), comenzando en primer lugar por su esquina, y luego dio tres vueltas alrededor trotando a paso ligero y las cuatro vueltas restantes las hizo caminando, completando así siete vueltas en total. Cuando completó las vueltas (tawaf), rezó dos prosternaciones junto a la piedra negra de la esquina de la Kaaba. Luego, se dirigió a Safá y dio siete vueltas entre Safá y Marwa. Luego, no abandonó el estado de inviolabilidad obligado hasta que no completó su peregrinación mayor. El Día del Sacrificio, degolló su ofrenda animal y, a media mañana, volvió a la Kaaba y dio vueltas alrededor de ella (tawaf). Es entonces cuando salió del estado de inviolabilidad impuesto por la peregrinación y todo lo que le era lícito antes del Hayy volvió a serlo de nuevo. Hicieron lo mismo que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, todas aquellas personas que habían traído una ofrenda animal para el sacrificio”. “Vi que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, cuando llegaba a la Kaaba y tocaba la piedra negra que hay en una de sus esquinas, las tres primeras vueltas que daba alrededor de la Kaaba las realiza trotando a paso ligero”.

La Explicación

Cuando el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, partió hacia Dhul Hulaifa (zona en las afueras de Medina) para realizar su peregrinación de despedida de la Casa de Al-lah y todos los pasos de la peregrinación mayor, en la que se despidió de los musulmanes, no antes de hacerles llegar su mensaje y ponerlos por testigo de su entrega. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, entró en estado de inviolabilidad con la intención de realizar la peregrinación menor y la mayor el mismo año. Por lo tanto, había juntado ambas peregrinaciones y así lo hizo la gente que lo acompañaba. Algunos siguieron los pasos obligatorios para la peregrinación menor (Umrah), con la intención de seguir luego con la mayor, otros siguieron los pasos para la realización de las dos peregrinaciones, la menos y la mayor, y otros solo tenían la intención de hacer la mayor. Es así como el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, les dio a elegir entre las tres posibilidades. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, junto con algunos de sus compañeros habían portado la ofrenda animal para el sacrificio desde Dhul Hulaifa, pero otros no trajeron ofrenda animal para el sacrificio. Cuando se acercaron a la Meca, llamó a los que no habían portado la ofrenda animal para el sacrificio, ya sean de los que iban a realizar solamente la Umrah o aquellos que iban a realizar las dos peregrinaciones, a que convirtieran su peregrinación Umrah. Después de dar vueltas alrededor de la Kaaba y emprender el camino entre Safá y Marwa, el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, le ordenó a estos que acortaran las etapas de su peregrinación, para así salirse del estado de inviolabilidad impuesto por la Umrah. Luego, debían comenzar la peregrinación mayor (Hayy), entrando de nuevo en el estado de inviolabilidad, y finalmente debían sacrificar la ofrenda animal, puesto que venían a completar dos peregrinaciones en un solo viaje. Quien no encontrase animal para el sacrificio o no dispone de medios, deberá ayunar diez días en total, tres días durante la peregrinación, cuyo momento comienza cuando empieza la Umrah, y siete días cuando regrese a su lugar de origen. El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, al llegar a Meca comenzó a dar vueltas alrededor de la Kaaba (tawaf), tomando en primer lugar su esquina, y luego dio tres vueltas alrededor trotando a paso ligero y las cuatro vueltas restantes las hizo caminando, completando así siete vueltas en total. Luego, rezó dos prosternaciones junto a la piedra negra de la esquina de la Kaaba, lugar del Profeta Abraham. Luego, se dirigió a Safá y dio siete vueltas entre Safá y Marwa. Trotaba a paso ligero entre las dos colinas y caminaba en la distancia restante. Luego, no abandonó el estado de inviolabilidad obligado hasta que no completó su peregrinación mayor. El Día del Sacrificio, degolló su ofrenda animal. Cuando completó su peregrinación, lanzó los guijarros al monolito que simboliza el diablo, sacrificó su ofrenda y se rasuró la cabeza el Día del Sacrificio, lo que se considera el primer paso para salir del estado de inviolabilidad, a media mañana, volvió a la Kaaba y dio vueltas alrededor de ella (tawaf). Es entonces cuando salió del estado de inviolabilidad impuesto por la peregrinación y todo lo que le era lícito antes del Hayy volvió a serlo de nuevo, incluido cohabitar con sus esposas. Hicieron lo mismo que él todos aquellos compañeros que habían traído una ofrenda animal para el sacrificio.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción