عن عبد الله بن عمر -رضي الله عنهما- أن رسول الله -صلى الله عليه وسلم- كان إذا استَوَى على بَعِيره خارجًا إلى سَفَر، كَبَّرَ ثلاثا، ثم قال: «سبحان الذي سخَّر لنا هذا وما كُنَّا له مُقْرِنِينَ وإنَّا إلى ربِّنا لـمُنْقَلِبُون، اللهم إنَّا نَسْأَلُك في سفرنا هذا البِرَّ والتَّقْوَى، ومن العمل ما تَرْضَى، اللهم هَوِّنْ علينا سفرنا هذا واطْوِ عنا بُعْدَه، اللهم أنت الصاحب في السفر، والخليفة في الأهل، اللهم إني أعوذ بك مِن وَعْثَاء السفر، وكآبة الـمَنْظر، وسوء الـمُنْقَلَب في المال والأهل والولد». وإذا رجع قالهن. وزاد فيهن «آيبون تائبون عابدون لِربنا حامدون». وفي رواية: كان النبي -صلى الله عليه وسلم- إذا قَفَل من الحج أو العمرة، كلما أَوْفَى على ثَنِيَّة أو فَدْفَدٍ كَبَّرَ ثلاثا، ثم قال: «لا إله إلا الله وحده لا شريك له، له الملك وله الحمد، وهو على كل شيء قدير، آيِبون، تائبون، عابدون، ساجدون، لربنا حامدون، صدَق الله وَعْدَه، ونصَر عَبْدَه، وهزَم الأحزابَ وحده». وفي لفظ: إذا قَفَل من الجيوش أو السَّرايا أو الحج أو العمرة.
[صحيح.] - [الرواية الأولى رواها مسلم، والرواية الثانية متفق عليها، والرواية الثالثة رواها مسلم.]
المزيــد ...

Abdullāh ibn' Umar (que Al-láh esté complacido con él) informó: Siempre que el Mensajero de Al-láh (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) montaba en su camello mientras emprendía un viaje, decía el Takbīr (Al-láhu akbar) tres veces y luego decía: "Gloria a Aquel que sometió este (paseo) por nosotros y no fuimos lo suficientemente poderosos como para usarlo como un paseo, y a nuestro Señor, de hecho, volveremos. Oh Al-láh, te pedimos durante este viaje nuestro por la justicia, la piedad y las obras que te agradan. Oh Al-láh, haznos fácil este viaje y acorta la distancia para nosotros. Oh Al-láh, eres el compañero durante el viaje y el guardián de la familia y la propiedad en nuestra ausencia. Oh Al-láh, busco refugio en ti de las dificultades de viajar, la infelicidad relacionada con escenas espantosas, y el mal se convierte en propiedad y familia ". Al regresar, recitaba esta súplica, agregando estas palabras: "Somos los que volvemos; los que se arrepienten; los que adoramos; los que alabamos a nuestro Señor". En otra narración: “Cada vez que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) regresó de Hajj o 'Umrah y ascendía una altura o colina, él decía el Takbīr tres veces y decía: no hay otro dios que Al-láh, que no tiene compañero; a Él le pertenece la soberanía y debido a Él todo es alabanza; y es omnipotente sobre todas las cosas. Somos los que volvemos; los que se arrepienten; los que adoran; los que se postran; y los que alaban a nuestro Señor. Al-láh ha cumplido Su promesa, concedió la victoria a Su esclavo y venció solo a los confederados ". En una redacción diferente:" Siempre que regresaba de las batallas, el Hayy o la ‘Umrah".
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Muslim

La Explicación

Ibn 'Umar (que Al-láh esté complacido con él) nos informa en este Hadiz que cada vez que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) se preparaba para viajar y montaba su camello, proclamaba la grandeza de Al-láh y decía esta súplica: que implica una serie de significados sublimes, uno de los cuales es declarar a Al-láh, el Todopoderoso, exaltado por encima de cualquier necesidad o deficiencia. También expresa el aprecio de una persona por los favores de Al-láh. Además, el Hadiz afirma la completa falta de poder, y su admisión de que volverá a Al-láh, el Todopoderoso. Luego, comprende la invocación a Al-láh para otorgar Sus favores y gracia y para dotar al suplicante de piedad y guiarlo hacia aquellas acciones que le agradan y que Él acepta. También en el Hadiz, el suplicante confía en Al-láh, el Todopoderoso, y le deja todos los asuntos a Él, Al-láh, el Todopoderoso. También se le ruega que preserve al suplicante y sus parientes y que alivie las dificultades de viajar y se refugie de su maldad y daño, como regresar y ver algo desagradable en su familia, propiedad o hijos. En la otra narración, Ibn 'Umar (que Al-láh esté complacido con él) relata que cada vez que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) regresaba de un viaje, decía la súplica antes mencionada y agregaba: Nosotros somos los que regresan; los que se arrepienten; los que adoran; y aquellos que alaban a nuestro Señor, agradecidos con Él por nuestro regreso seguro. Cada vez que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) estaba en un lugar alto, proclamaba la grandeza de Al-láh, por lo tanto, humilde ante su majestad y poder, y decía: "no hay Dios sino Al-láh, que no tiene socio", reconociendo la singularidad y la Unidad de Al-láh en Su divinidad, señorío, nombres y atributos, y que Él apoya a Sus siervos y aliados cercanos y los hace victoriosos.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Chino Persa Traducción India Kurdo
Mostrar las Traducciones