عن عبد الله بن عباس -رضي الله عنهما-: «أن النبي -صلى الله عليه وسلم- صلَّى على قبر بعدَ ما دُفِنَ, فَكَبَّرَ عليه أَرْبَعاً».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró 'Abdullah UIbn 'Abbas -Al-lah esté complacido de ambos- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- realizaba la oración del funeral después de que la persona muerta ya fue enterrada, y dijo Al-lahu Akbar cuatro veces.
[Hadiz auténtico (sahih)] - [Registrado por Al-Bujari y Muslim]

La Explicación

El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue bendecido con las virtudes de la moralidad, así que fue caracterizado por la compasión y la misericordia. Si no ve a alguien de sus compañeros por poco tiempo, pregunta por él y por sus condiciones. En una ocasión preguntó por el propietario de cierta tumba y le contaron sobre su muerte. Lamentó por no haber sido informado acerca de su muerte para que rece por él, ya que la oración del profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, es un sosiego y tranquilidad para el difunto y una luz que quita la oscuridad en la que se encuentra. Oró sobre su tumba al igual que su oración que se hace por los muertos antes de enterrarlos. La oración del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, no comprende su ascensión a la tumba, sino el significado es pararse a su lado y recibirlo, y orar por él la oración del difunto.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Chino Persa الهندية
Mostrar la Traducción