عن أبي سعيد الخدري -رضي الله عنه- أن نبي الله -صلى الله عليه وسلم- قال: «كان فيمن كان قبلكم رجل قتل تسعة وتسعين نفسًا، فسأل عن أعلم أهل الأرض، فَدُلَّ على راهب، فأتاه فقال: إنه قتل تسعة وتسعين نفسا فهل له من توبة؟ فقال: لا، فقتله فكمَّل به مئة، ثم سأل عن أعلم أهل الأرض، فَدُلَّ على رجل عالم، فقال: إنه قتل مائة نفس فهل له من توبة؟ فقال: نعم، ومَنْ يَحُولُ بينه وبين التوبة؟ انْطَلِقْ إلى أرض كذا وكذا فإن بها أناسا يعبدون الله -تعالى- فاعبد الله معهم، ولا ترجع إلى أرضك فإنها أرض سوء، فانطلق حتى إذا نَصَفَ الطريقَ أتاه الموت، فاختصمت فيه ملائكة الرحمة وملائكة العذاب، فقالت ملائكة الرحمة: جاء تائبا، مُقْبِلا بقلبه إلى الله -تعالى-، وقالت ملائكة العذاب: إنه لم يعمل خيرا قط، فأتاهم ملك في صورة آدمي فجعلوه بينهم -أي حكمًا- فقال: قِيسُوا ما بين الأرضين فإلى أَيَّتِهِمَا كان أدنى فهو له، فقاسوا فوجدوه أدنى إلى الأرض التي أراد، فقبضته ملائكة الرحمة». وفي رواية في الصحيح: «فكان إلى القرية الصالحة أقرب بشبر فجعل من أهلها». وفي رواية في الصحيح: «فأوحى الله -تعالى- إلى هذه أن تَبَاعَدِي، وإلى هذه أن تَقَرَّبِي، وقال: قيسوا ما بينهما، فوجدوه إلى هذه أقرب بشبر فغُفِرَ له». وفي رواية: «فَنَأَى بصدره نحوها».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Saíd Al Judrí, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, que Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Hubo un hombre de las gentes que os precedieron que mató a 99 personas y preguntó por el más sabio de la tierra. Le indicaron un monje. Fue a verlo y le preguntó que si habiendo matado a 99 personas se le aceptaría su arrepentimiento (tawba). El monje le respondió: 'No'. Entonces lo mató a él también, completando así los cien. Después, volvió a preguntar por el más sabio de la tierra. Le indicaron a un gran sabio al que preguntó que si habiendo matado a cien personas se le aceptaría su tawba. Le respondió: ‘¡Sí! ¿Y quién se puede interponer entre tú y tu arrepentimiento? Debes partir hacia una tierra en la que encontrarás a unas gentes que adoran a Al-lah, Ensalzado sea. Deberás adorar a Al-lah con ellos y no regreses a tu tierra, que es tierra de maldad’. Marchó y, cuando hubo recorrido la mitad del camino, le sobrevino la muerte. Entonces, los ángeles de la misericordia y los ángeles del castigo litigaron al respecto de qué hacer con él. Los primeros dijeron: ‘¡Venía arrepentido y con el corazón lleno de arrepentimiento hacia Al-lah, Ensalzado sea!’ Dijeron los segundos: '¡En verdad nunca hizo el bien!’ Entonces se sumó a ellos un ángel con apariencia humana. Lo nombraron juez entre ellos. Éste les dijo: ‘Medid las dos distancias (la que ha recorrido y la que le queda por recorrer) y el punto del que más cerca estuviere al morir será su veredicto’. Midieron pues las dos distancias, y lo hallaron más cerca de la tierra que tenía por destino. Así que los ángeles de la misericordia tomaron su alma”. En otro relato recogido en la recopilación de hadices verídicos (Sahih): "Se encontraba más cerca de la aldea buena por un palmo, así que lo hicieron de su gente”. En otro relato recogido en la recopilación de hadices verídicos (Sahih): "Al-lah, El Altísimo, le reveló a esta distancia que se alejara y a aquella que se aproximara. Luego dijo: 'Medid la distancia que hay entre los dos puntos'. Encontraron que estaba más cerca de la tierra del bien por un palmo, así que se le perdonaron sus pecados". En otro relato: "se acercó impulsando su pecho hacia la tierra del bien".
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

El Mensajero de Al-lah, que Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Hubo un hombre de las gentes que os precedieron que mató a 99 personas y preguntó por el más sabio de la tierra. Le indicaron un hombre beato y entregado a la adoración, pero careceía de saber. Le preguntó que si habiendo matado a 99 personas se le aceptaría su arrepentimiento (tawba). Al monje le pareció tan grave este pecado que le respondió: "No se aceptrá tu arrepentimiento". El hombre se enojó tanto por la respuesta del monje que decidió matarlo, completando así los cien. Después, volvió a preguntar por el más sabio de la tierra. Le indicaron a un gran sabio al que preguntó que si habiendo matado a cien personas se le aceptaría su tawba. Le respondió: "¡Sí! ¿Y quién se puede interponer entre tú y tu arrepentimiento? Las puertas de la tawba están siempre abiertas. No obstante, debes partir hacia tal aldea en la que encontrarás a unas gentes que adoran a Al-lah. Puede que la tierra en la que se encontraba fuera una tierra de maldad, y Al-lah lo sabe mejor. El sabio le ordenó emigrar con su creencia a la otra aldea cuya gente adora a Al-lah, Majestuoso y Excelso. Cuando hubo recorrido la mitad del camino, le sobrevino la muerte. Entonces, los ángeles de la misericordia y los ángeles del castigo litigaron al respecto de qué hacer con él. Los primeros dijeron: "¡Venía arrepentido y con el corazón lleno de arrepentimiento hacia Al-lah, Ensalzado sea!" Dijeron los segundos: "¡En verdad nunca hizo el bien!" Entonces Al-lah les envió un ángel para que impartiera justicia entre ellos. Les dijo: "Medid las dos distancias (la que ha recorrido y la que le queda por recorrer) y el punto del que más cerca estuviere al morir será su veredicto", esto es, si estuviera más cerca de la tierra de la incredulidad y la maldad, los ángeles del castigo arrebatarán su alma, y si estuviera más cerca de la tierra de la fe y el bien, los ángeles de la misericordia se alzarán con su alma. Midieron pues las dos distancias, y lo hallaron más cerca de la tierra que tenía por destino, esto es, de la tierra de la fe, por un palmo. Así que los ángeles de la misericordia tomaron su alma.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Uigur
Mostrar las Traducciones