عن عبد الله بن عتبة بن مسعود، قال: سمعت عمر بن الخطاب -رضي الله عنه- يقول: إن ناسا كانوا يُؤْخَذُونَ بالوحي في عهد رسول الله -صلى الله عليه وسلم- وإن الوحي قد انقطع، وإنما نأخذكم الآن بما ظهر لنا من أعمالكم، فمن أظهر لنا خيرًا أَمَّنَّاهُ وقَرَّبْنَاهُ، وليس لنا من سريرته شيء، الله يحاسبه في سريرته، ومن أظهر لنا سوءًا لم نأمنه ولم نصدقه وإن قال: إن سريرته حسنة.
[صحيح.] - [رواه البخاري.]
المزيــد ...

De Abdallah Ibn Atabah Ibn Masud que dijo: Oí a Úmar Ibn Al-Jattab, Al-lah esté complacido con él, decir: “Ciertamente, algunas personas eran jusgadas en los tiempos del Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz, por la Revelación, pero ciertamente la Revelación se ha detenido. Ahora os trataremos en función de vuestras acciones visibles. Así que quien nos muestre el bien, confiaremos en él y lo protegeremos. Nada podemos hacer acerca de la intención que esa persona oculta en su corazón. Al-lah la juzgará por lo que oculte. Aquel que nos muestre el mal no confiaremos en él ni lo protegeremos, aunque diga que su intención oculta es buena”.

La Explicación

Úmar Ibn Al-Jattab, Al-lah esté complacido con él, dijo que ocultar una mala intención en los tiempos de la Revelación no pasaba desapercibido al Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz, ya que esas intenciones las exponía la Revelación al descender sobre él. Esto se debe a que en la época del Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz, había algunas personas hipócritas, esto es, exhibían el bien pero ocultaban en sus corazones el mal. No obstante, Al-lah Todopoderoso los desenmascaraba cuando desciende la Revelación sobre su Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz. Sin embargo, cuando se detuvo la Revelación, ya no se podía desenmascarar al hipócrita, puesto que la hipocresía se oculta en el corazón. Por ello, Úmar Ibn Al-Jattab, Al-lah esté complacido con él, dice: Ahora os trataremos en función de vuestras acciones visibles. Así que quien nos muestre el bien, lo trataremos bien como nos ha mostrado a pesar de que tenga una intención malévola. Y aquel que nos muestre el mal, lo trataremos mal como nos ha mostrado. No somos responsables de su intención, ya que eso es labor de Al-lah, Señor de los mundos, Ensalzado y Majestuoso. Él conoce sus intenciones y lo juzgará por lo que oculte. Aquel que nos muestre el mal no confiaremos en él ni lo protegeremos, aunque diga que su intención oculta es buena”.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción