عن عمر بن الخطاب -رضي الله عنه- أَنَّ رَسُولَ الله -صلى الله عليه وسلم- «نهى عن لُبُوسِ الحَرِيرِ إلا هكذا، ورَفَعَ لنا رسول الله -صلى الله عليه وسلم- أُصْبُعَيْهِ: السَّبَّابَةَ، والوُسْطَى». ولمسلم «نهى رسول الله -صلى الله عليه وسلم- عن لُبْس ِالحَرِيرِ إلا مَوْضِعَ أُصْبُعَيْنِ، أو ثلاثٍ، أو أربعٍ».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Umar Ibn Al-Jattab, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, “prohibió la vestimenta de seda excepto esto, y el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, levantó sus dos dedos índice y corazón”. En Muslim, que “el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, prohibió la vestimenta de seda excepto la cantidad de dos dedos, tres o cuatro”.

La Explicación

Que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, le prohibió a los varones vestir seda a excepción de lo que se cita en el hadiz verídico: la cantidad de dos dedos, y, en el relato de Muslim, tres o cuatro dedos como máximo. Por lo tanto, no hay mal en que la cantidad de seda empleada en nuestra ropa sea hasta la equivalente a cuatro dedos. Véase “Ta’sis al-ahkam”.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción