عن أبي سعيد الْخُدْرِيِّ -رضي الله عنه- مرفوعًا: (إذا صلَّى أحدكم إلى شيء يَسْتُرُهُ من الناس، فأراد أحد أن يَجْتَازَ بين يديه فَلْيَدْفَعْهُ، فإن أبى فَلْيُقَاتِلْهُ؛ فإنما هو شيطان).
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Saíd Al-Judrí, Al-lah esté complacido con él, que El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Si alguno de vosotros reza hacia (la quibla) poniendo un objeto que le separa de las otras personas y alguien intenta pasar (entre él y el objeto), rechazadlo y, si insiste en pasar, debéis impedírselo porque es un Satán”.

La Explicación

La ley islámica impone que se tomen todas las cautelas posibles en todos los asuntos, y el asunto más importante en la religión (Din) es la oración (salat). Por ello, el sabio Legislador insistió en prestarle toda la atención y de poner una protección delante de nosotros si estamos rezando en un lugar en el que hay otras personas, para así evitar que otras personas puedan pasar por delante de nosotros y se interpongan entre nuestro y Al-lah Todopoderoso mientras rezamos. Si a pesar de poner una separación, hay alguien que intenta pasar entre nosotros y el objeto, debemos rechazarlo con buenos modales y de forma educada. Si aun así insiste en pasar, se habrá convertido en agresor y el modo de interrumpir su agresión es impedírselo por la fuerza, dado que este acto suyo es propio de Satán y de aquellos que quieren estropearles a los creyentes sus actos de adoración e interrumpir sus rezos.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción