عن أبي هريرة -رضي الله عنه- أَنَّ النَّبِيَّ - صلى الله عليه وسلم - قَالَ: ((إِذَا جَلَسَ بين شُعَبِهَا الأَربع، ثم جَهَدَهَا، فَقَد وَجَبَ الغُسْلُ)) . وفي لفظ ((وإن لم يُنْزِل)).
[صحيح.] - [الرواية الأولى: متفق عليها. الرواية الثانية: رواها مسلم.]
المزيــد ...

De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Si el hombre se echa entre las cuatro extremidades de la mujer y la penetra, está obligado a lavar todo su cuerpo (ghusl)”. En otro relato, se añade: “aunque no haya eyaculado”.

La Explicación

Si el hombre se echa entre las cuatro extremidades de la mujer, esto es, entre sus brazo y piernas, y la penetra con su miembro, está obligado a lavar todo su cuerpo (ghusl), tal y como se impone en el lavado en casos de impureza por haber mantenido relaciones conyugales. Esto es así aunque no haya eyaculado, puesto que la penetración de por sí obliga a lavar el cuerpo.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción