عن عبد الله بن زيد -رضي الله عنه- قال: لَمَّا أَمَرَ رسول الله -صلى الله عليه وسلم- بِالنَّاقُوسِ يُعْمَلُ لِيُضْرَبَ بِهِ لِلنَّاسِ لِجَمْعِ الصلاة طاف بي وأنا نائم رجل يحمل ناقوساً في يده، فقلت: يا عبد الله أَتَبِيعُ الناقوس؟ قال: وما تصنع به؟ فقلت: ندعو به إلى الصلاة، قال: أَفَلَا أَدُلُّكَ عَلَى مَا هُوَ خَيْرٌ مِنْ ذَلِكَ؟ فقلت له: بلى، قال: فقال: تقول: الله أكبر، الله أكبر، الله أكبر، الله أكبر، أشهد أن لا إله إلا الله، أشهد أن لا إله إلا الله، أشهد أن محمدا رسول الله، أشهد أن محمدا رسول الله، حيَّ على الصلاة، حيَّ على الصلاة، حيَّ على الفلاح، حيَّ على الفلاح، الله أكبر، الله أكبر، لا إله إلا الله، قال: ثُمَّ اسْتَأْخَرَ عَنِّي غَيْرَ بعيد، ثم قال: وتقول إِذَا أَقَمْتَ الصَّلَاةَ: الله أكبر الله أكبر، أشهد أن لا إله إلا الله، أشهد أن محمدًا رسول الله، حيَّ على الصلاة، حيَّ على الفلاح، قَدْ قَامَتِ الصَّلَاةُ، قد قامتِ الصلاة، الله أكبر الله أكبر، لا إله إلا الله، فلما أصبحت، أتيتُ رسول الله -صلى الله عليه وسلم-، فأخبرته، بما رأيتُ فقال: «إِنَّهَا لَرُؤْيَا حَقٌّ إِنْ شَاءَ اللَّهُ، فَقُمْ مَعَ بِلَالٍ فَأَلْقِ عَلَيْهِ مَا رَأَيْتَ، فَلْيُؤَذِّنْ بِهِ، فإنه أَنْدَى صوتا منك» فقمتُ مع بلال، فَجَعَلْتُ أُلْقِيهِ عَلَيْهِ، وَيُؤَذِّنُ بِهِ، قَالَ: فَسَمِعَ ذَلِكَ عُمَرُ بنُ الخَطَّاب، وهو في بيته فخرج يَجُرُّ رِدَاءَهُ، ويقول: وَالَّذِي بَعَثَكَ بِالحَقِّ يَا رَسُولَ اللَّهِ، لقد رأيتُ مثل ما رأى، فقال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: «فَلِلَّهِ الحَمْدُ».
[صحيح.] - [رواه أبو داود وأحمد والدارمي.]
المزيــد ...

Narró Abdullâh Ibn Zayd: "Cuando el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- ordenó el uso del "Naqus"(cierto tipo de timbre) para reúnir a la gente para la oración, ví a un hombre en mi sueño dando vueltas a mi alrededor, el cual portaba un Naqus en su mano. Le dije: Oh siervo de Allah, ¿Acaso vendes ese Naqus? Dijo: Y que harías con él. Le respondí: Llamaríamos a la gente a la oración. Dijo: ¿Acaso no prefieres que te muestre algo que sería mejor que eso? Contesté: Por supuesto. Continuó diciendo: Y entonces me dijo: dí Allahu Akbar (Al-lah es el más grande), Allahu Akbar, Allahu Akbar, Allah Akbar. Ashhadu an la ilaha ila Allah, ashhadu an la ilaha ila Allah (testifico que no hay otra divinidad merece la adoración excepta Al-lah), ashhadu anna Mohammad rasulullah, ashhadu anna Mohammad rasulullah (testifico que Mohammad es el Mensajero de Al-lah), hayya ala salat (vengan a la oración), hayya ala salat (vengan a la oración), Hayya alal falah (vengan al éxsito), Hayya alal falah, Allahu Akbar, Allahu Akbar, la ilaha ila Allah (no hay dios excepto Al-lah). Dijo: Y se retrasó un poco con respecto a mí, y dijo: Y si te dispones a hacer la oración dí: Allahu Akbar, Allahu Akbar. Ashhadu an la ilaha ila Allah, ashhadu anna Mohammad rasulullah, hay ala aloración, hay ala al falah, qad qaamti aslat, qad qaamati asalat, Allahu Akbar, Allahu Akbar, la ilaha ila Allah.Y cuando amaneció fui a donde el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y le informé de lo que había visto, entonces dijo: "Ciertamente es una visión verídica, in sha Allah, así que ve donde Bilal y cuéntale lo que has visto. Y que haga el adan así, pues el tiene una voz mejor que la tuya". Así pues, fuí donde él, le dije e hizo el adán con lo que le había dicho. Y cuando 'Umar Ibn Al Jattab, que estaba en su casa lo oyó, salió apresurado arrastrando su ropa, diciendo: "Por aquél que te ha enviado con la verdad, oh Mensajero de Allah, ciertamente he visto lo mismo que él ha visto. Entonces dijo el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él-: "Las gracias y alabanzas a Allah".
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Abu-Dawud

La Explicación

Explica este noble hadiz la historia del Adán (el llamada a la oración). Esto es, que el Profeta -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- quería tomar un Naqus como los cristianos para llamar a la gente a la oración, aunque no llegó a hacerlo porque era algo distintivo de ellos. Uno de los compañeros -Al-lah esté complacido con él- el cual era 'Abdullah Ibn Zayd, vió en su sueño a un hombre que vendía un Naqus y quiso comprarlo para reunir a la gente para la oración. Sin embargo, el hombre le dijo:"¿Acaso no prefieres que te muestre algo mejor que eso? Y le enseñó las frases que se dicen en el Adán. Entonces, por la mañana se dirigió a donde estaba el Profeta -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y le relató su sueño a lo que el Profeta contestó que era una visión verídica y le ordenó que le eneñara el Adán a Bilal, porque tenía una voz más bonita que la suya. Cuando lo oyó 'Umar Ibn Al Jattab -Allah esté complacido de él- vino donde estaba el Profeta -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y le informó de que él había visto lo mismo.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Chino Persa Tagalog Traducción India Kurdo Hausa
Mostrar las Traducciones