عن عديّ بن حاتم -رضي الله عنه- قال: قلتُ: يا رسول الله، إني أُرسلُ الكلاب المعلَّمة، فيُمسِكنَ عليّ، وأذكرُ اسم الله؟ فقال: "إذا أرسلتَ كلبَكَ المعلَّمَ، وذكرتَ اسمَ الله، فكُلْ ما أمسكَ عليك"، قلت: وإن قتلنَ؟ قال: "وإن قَتلْنَ، ما لم يَشْرَكْها كلبٌ ليس منها"، قلتُ له: فإني أرمي بالمِعْراض الصيدَ فأُصُيبُ؟ فقال: "إذا رميتَ بالمعراضِ فخزَقَ فكلْهُ، وإن أصابَه بعَرْضٍ فلا تأكلْهُ". وحديث الشعبي، عن عدي نحوه، وفيه: "إلا أن يأكل الكلب، فإن أكل فلا تأكل؛ فإني أخاف أن يكون إنما أمسك على نفسه، وإن خالطها كلاب من غيرها فلا تأكل؛ فإنما سميت على كلبك، ولم تسم على غيره". وفيه: "إذا أرسلت كلبك المكلب فاذكر اسم الله، فإن أمسك عليك فأدركته حيا فاذبحه، وإن أدركته قد قتل ولم يأكل منه فكله، فإنَّ أخْذَ الكلبِ ذَكَاته". وفيه أيضا: "إذا رميت بسهمك فاذكر اسم الله". وفيه: "فإن غاب عنك يوما أو يومين -وفي رواية: اليومين والثلاثة- فلم تجد فيه إلا أثر سهمك، فكل إن شئت، فإن وجدته غريقا في الماء فلا تأكل؛ فإنك لا تدري الماء قتله، أو سهمك؟
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Uday Ibn Hatim, Al-lah esté complacido con él: “Dije: ‘Mensajero de Al-lah, empleo perros adiestrados en la cazaría y cazan animales, ¿menciono el nombre de Al-lah sobre lo que hayan cazado para poder comerlo o qué?’ Dijo: ‘Si envías tu perro adiestrado en la cacería y mencionas el nombre de Al-lah sobre lo que hayan cazado, puedes comer lo que haya capturado’. Pregunté de nuevo: ‘¿Aunque ya lo hayan matado?’ Dijo: ‘Sí, aunque lo hayan matado, siempre y cuando no participe otro perro ajeno a ellos’. Le dije: ‘¿Y puedo comer lo que cace con mi lanza?’ Me dijo: ‘Si alcanzas la cacería con tu lanza y la punta de esta penetra en el cuerpo del animal, puedes comerlo, pero si solo lo matas con el golpe del costado de la lanza, no lo comas’”. Por otro lado, está el hadiz de Al-Chaabi, de Uday y otros, en el que se dice: “Excepto cuando el perro coma parte de ese animal. Si lo hace, no comas esa carne. Temo que no la haya cazado por sí solo, así que si participan otros perros con él, no comas esa carne, puesto que solo has pronunciado el nombre de Al-lah sobre tu perro y no lo has hecho sobre los demás”. También se dice en ese hadiz: “Si mandas tu perro adiestrado a la caza, pronuncia sobre él el nombre de Al-lah. Si apresa algún animal y lo alcanzas aún vivo, degüéllalo como manda la norma islámica, y si alcanzas que ya le ha dado muerte pero aún no ha comido de su carne, puedes comerlo, puesto que su captura por el perro adiestrado es su degüello lícito”. También dice en él: “Si lanzas tu flecha para capturar una presa, menciona el nombre de Al-lah al hacerlo”. Y también: “Si no ves esa presa por un día, dos o tres y luego la encuentras, y observas que la única herida que tiene es la de tu flecha, puedes comer su carne. Sin embargo, si la encuentras ahogada en el agua, no la comas, puesto que no sabes cuál de los dos, el agua o tu flecha, la ha matado”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

Uday Ibn Hatim, Al-lah esté complacido con él, le preguntó al Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- por el empleo de perros adiestrados en la cazaría. Le dijo: si al envira tu perro adiestrado a cazar mencionas el nombre de Al-lah, puedes comer todo lo que hayan cazado, siempre y cuando no participen con ellos otros perros ajenos. Si participan con ellos otros perros ajenos, no lo comas puesto que no has mencionado el nombre de Al-lah sobre esos otros perros. Lo mismo ocurre en caso de alcanzar la cacería con tu lanza: si la punta de esta penetra en el cuerpo del animal, y derrame su sangre, puedes comerlo con la condición de mencionar el nombre de Al-lah, pero si solo lo matas con el golpe del costado de la lanza, no lo comas porque se ha convertido en cadáver y se le aplica el mismo veredicto que el animal que muera de una cornada o ahogado. Por otro lado, si mandas tu perro adiestrado a la caza y apresa algún animal y lo alcanzas aún vivo, degüéllalo como manda la norma islámica, y de ese modo se convierte en lítico (halal) para ti, a pesar de que haya participado otro perro en la captura. También le preguntó por la cacería con flecha si se menciona el nombre de Al-lah al hacerlo. Él le indicó que era lícito comer lo que cace por ese modo. En caso de no ver esa presa por un día, dos o tres y luego la encuentra, y observa que la única herida que tiene es la de su flecha, puede comer su carne. Sin embargo, si la encuentra ahogada en el agua, no debe comerla, porque no sabe cuál de los dos, el agua o tu flecha, la ha matado.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India vietnamita Sinhala Uigur Kurdo Hausa portugués
Mostrar las Traducciones