عن أبي هريرة -رضي الله عنه- أنه سمع النبي -صلى الله عليه وسلم-، يقول: "إنّ ثلاثة من بني إسرائيل: أبرص وأقرع وأعمى، فأراد الله أن يَبْتَلِيَهم، فبعث إليهم ملَكًا، فأتى الأبرص؛ فقال: أيُّ شيء أحب إليك؟ قال: لون حسن، وجلد حسن، ويذهب عني الذي قد قَذِرَني النَّاس به. قال: فمسحه فذهب عنه قَذَرُه، فأُعْطِيَ لوناً حسناً وجلداً حسناً. قال: فأي المال أحب إليك؟ قال: الإبل أو البقر -شك إسحاق-. فأُعْطي ناقة عُشَرَاءَ، وقال: بارك الله لك فيها. قال: فأتى الأقرع؛ فقال: أي شيء أحب إليك؟ قال شعر حسن، ويذهب عني الذي قد قَذِرَني الناس به. فمسحه فذهب عنه، وأُعْطِيَ شعراً حسناً. فقال: أي المال أحب إليك؟ قال: البقر أو الإبل. فأُعْطِيَ بقرة حاملاً، قال: بارك الله لك فيها. فأتى الأعمى؛ فقال: أي شيء أحب إليك؟ قال: أن يَرُدَّ الله إليَّ بصري فأبصر به الناس. فمسحه فردَّ الله إليه بصره. قال: فأي المال أحب إليك؟ قال: الغنَم، فأُعْطِي شاة والدًا. فأُنْتِجَ هذان، ووَلَّد هذا، فكان لهذا وادٍ مِن الإبل، ولهذا وادٍ مِن البقر، ولهذا وادٍ من الغنم. قال: ثم إنه أتى الأبرص في صورته وهيئته، فقال: رجل مسكين قد انقطعت بي الحِبال في سفري، فلا بلوغ لي اليوم إلا بالله ثم بك، أسألك بالذي أعطاك اللون الحسن والجلد الحسن والمال بعيرا أَتَبَلَّغُ به في سفري. فقال: الحقوق كثيرة. فقال: كأني أعرفك، ألم تكن أبرص يَقْذَرُك الناس، فقيرًا فأعطاك الله المال؟ فقال: إنما ورثت هذا المال كابرًا عن كابرٍ. فقال: إن كنت كاذباً فصيَّرك الله إلى ما كنت. وأتى الأقرعَ في صورته فقال له مثل ما قال لهذا، وردَّ عليه مثل ما ردَّ عليه هذا. فقال: إن كنت كاذباً فصيّرك الله إلى ما كنت. قال: وأتى الأعمى في صورته، فقال: رجل مسكين وابن سبيل قد انقطعت بي الحِبال في سفري، فلا بلاغ لي اليوم إلا بالله ثم بك، أسألك بالذي ردَّ عليك بصرك شاة أَتَبَلَّغُ بها في سفري. فقال: قد كنت أعمى فردَّ الله إليَّ بصري، فخُذْ ما شِئْت ودَعْ ما شِئْت، فوالله لا أَجْهَدُك اليوم بشيء أخذته لله. فقال: أَمْسِكْ مالك؛ فإنما ابتُلِيتُم؛ فقد رضِيَ الله عنك، وسَخِط على صاحبيك".
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz: “Quiso Al-lah poner a prueba a tres de la tribu de Israel, un tiñoso, un leproso y un ciego. Les envió a un ángel que le preguntó al leproso: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Dijo: ‘Un buen color, una buena piel y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mi. ’ Entonces lo frotó y Al-lah le dio la cura. Después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘La de los camellos. ’ Así que recibió una camella preñada y bendiciones por ella. Después fue al tiñoso y le dijo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Y contestó: ‘Un buen pelo y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mí. ’ Así pues, lo frotó y le desapareció la tiña. Recibió un buen pelo y después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘Las vacas. ’ Y le dio una buena vaca preñada, dándole al mismo tiempo las bendiciones por ella. Después fue al ciego y le preguntó lo mismo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Contestó: ‘Que Al-lah me devolviera la vista de forma que pudiera ver a la gente. ’ Así que lo frotó y Al-lah le devolvió la vista. Después le preguntó: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘Los corderos. ’ Así que recibió una buena oveja con una cría recién parida. Se multiplicaron los ganados. Y uno llegó a tener una manada de camellos, otro de vacas y el otro un rebaño de corderos. Después fue de nuevo al leproso con una imagen y aspecto nuevo y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y se me ha acabado todo lo que tenía en el viaje. Así que no me queda otro remedio que recurrir hoy, primero a Al-lah y después a ti. Te pido por aquel que te ha dado un buen color, la nueva piel y la riqueza, un camello como provisión para el viaje. Y le contestó: ‘¡Mis gastos son demasiados!’ Y le dijo: ‘Creo que te conozco. ¿Tú no eras leproso y la gente tenía asco y después Al-lah te dio todo?’ Y le contestó: ‘Toda esta riqueza la he heredado de mi padre que la había heredado de mi abuelo. ’ Y dijo: ‘Si estás mintiendo, que Al-lah te convierta en lo que eras antes. ’ Después fue al tiñoso con un nuevo aspecto y le dijo lo mismo que le había dicho al anterior. Y le contestó lo mismo que le había contestado el anterior. Y le dijo: ‘Si estás mintiendo que Al-lah te convierta en lo que eras antes. Después fue al ciego con su nuevo aspecto y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y viajero y se me ha terminado lo que tenía para el viaje. Así que no tengo más remedio que recurrir hoy, primero a Al-lah y después a ti. Te pido pues, por aquel que te ha devuelto la vista, una oveja que me sirva de provisión para el viaje. ’ Y le contestó: ‘Verdaderamente estuve ciego y Al-lah me devolvió la vista. Coge pues lo que quieras y deja lo que quieras. Y por Al-lah que no voy a afligirte hoy, sólo porque cojas algo por Al-lah, Poderoso y Sublime. ’ Y le dijo: ‘Coge lo que te pertenece pues habéis sido probados por Al-lah y Él se ha complacido contigo. Sin embargo, se ha enojado con tus dos compañeros’. ”

La Explicación

El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, informa que Al-lah quiso poner a prueba a tres de la tribu de Israel, un tiñoso, un leproso y un ciego. Les envió a un ángel que le preguntó al leproso primero (porque su enfermedad es más grave): ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Dijo: ‘Un buen color, una buena piel y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mi. ’ Entonces lo frotó y Al-lah le dio la cura. Después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘La de los camellos o las vacas, Dudó el narrador, y los confirmado es que pidó camellos. ’ Así que recibió una camella preñada y bendiciones por ella. Después fue al tiñoso y le dijo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Y contestó: ‘Un buen pelo y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mí. ’ Así pues, lo frotó y le desapareció la tiña. Recibió un buen pelo y después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘Las vacas. ’ Y le dio una buena vaca preñada, dándole al mismo tiempo las bendiciones por ella. Después fue al ciego y le preguntó lo mismo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’ Contestó: ‘Que Al-lah me devolviera la vista de forma que pudiera ver a la gente. ’ Así que lo frotó y Al-lah le devolvió la vista. Después le preguntó: ‘¿Qué riqueza desearías?’ Dijo: ‘Los corderos. ’ Así que recibió una buena oveja con una cría recién parida. Se multiplicaron los ganados. Y uno llegó a tener una manada de camellos, otro de vacas y el otro un rebaño de corderos. Después fue de nuevo al leproso con una imagen y aspecto nuevo y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y se me ha acabado todo lo que tenía en el viaje. Así que no me queda otro remedio que recurrir hoy, primero a Al-lah y después a ti. Te pido por aquel que te ha dado un buen color, la nueva piel y la riqueza, un camello como provisión para el viaje. Y le contestó: ‘¡Mis gastos son demasiados!’ Y le dijo: ‘Creo que te conozco. ¿Tú no eras leproso y la gente tenía asco y después Al-lah te dio todo?’ Y le contestó: ‘Toda esta riqueza la he heredado de mi padre que la había heredado de mi abuelo. Negó su mala situación y esto es una negación de las bendiciones que Al-lah le otorgó y lo hizo por ser tacaño ’ Y dijo: ‘Si estás mintiendo, que Al-lah te convierta en lo que eras antes. ’ Después fue al tiñoso con un nuevo aspecto y le dijo lo mismo que le había dicho al anterior. Y le contestó lo mismo que le había contestado el anterior. Y le dijo: ‘Si estás mintiendo que Al-lah te convierta en lo que eras antes. Después fue al ciego con su nuevo aspecto y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y viajero y se me ha terminado lo que tenía para el viaje. Así que no tengo más remedio que recurrir hoy, primero a Al-lah y después a ti. Te pido pues, por aquel que te ha devuelto la vista, una oveja que me sirva de provisión para el viaje. ’ Y le contestó: ‘Verdaderamente estuve ciego y Al-lah me devolvió la vista. Coge pues lo que quieras y deja lo que quieras. Y por Al-lah que no voy a afligirte hoy, sólo porque cojas algo por Al-lah, Poderoso y Sublime. ’ Y le dijo: ‘Coge lo que te pertenece pues habéis sido probados por Al-lah y Él se ha complacido contigo. Sin embargo, se ha enojado con tus dos compañeros’. ”

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Chino Persa
Mostrar la Traducción