عن أبي سعيد الخدري -رضي الله عنه- مرفوعاً: «إِنَّ مِنْ أَشَرِّ النَّاسِ عِندَ الله مَنزِلَةً يَومَ القِيَامَةِ الرَّجُلَ يُفضِي إِلَى المَرْأَةِ وَتُفْضِي إِلَيه، ثُمَّ يَنشُرُ سِرَّهَا».
[صحيح.] - [رواه مسلم.]
المزيــد ...

Narró Abu Saíd Al-Judrí -Al-lah esté complacido con él- que el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo: “Entre las personas que ocuparán el peor lugar ante Al-lah en el día de la resurrección, se encuentra el hombre que cohabita con su mujer y después difunde sus secretos”.

La Explicación

El Profeta generoso -que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- informó que entre las personas que ocuparán el peor lugar ante Al-lah el Día de la Resurrección está aquel hombre que se caracterizó por esta traicion: difundir los secretos conyugales, los cuales solo los conocen los esposos. Este hadiz contiene la prohibición de difundir lo que ocurre entre el hombre y su mujer durante la vida conyugal y las relaciones maritales, así como describir sus detalles, y divulgar lo que la mujer diga o haga durante esas relaciones maritales. En cuanto a la mención del coito, es detestable a menos que sea necesario, porque contradice los modales del hombre. Además, el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo en otro hadiz: “Quien crea en Al-lah y en el día del Juicio Final, que diga algo de provecho o que permanezca en silencio”. Si la mención del coito fuese necesaria o de provecho, como por ejemplo cuando ella se niega a tener relaciones con él, o se argumenta que él sufre de impotencia, etc., no sería detestable. Ya que hay un interés en ello y esta permsibilidad esta mencionada en la Sunna (la Tradición Profética).

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción