عن أبي هريرة -رضي الله عنه- أَنَّ رسُولَ اللَّه -صَلّى اللهُ عَلَيْهِ وسَلَّم- قَالَ: «لَيسَ المِسْكِين الَّذِي تَرُدُّهُ التَّمْرَة والتَّمْرَتَان، وَلا اللُّقْمَةُ واللُّقْمَتَان، إِنَّمَا المِسْكِين الَّذِي يَتَعَفَّف».
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

Narró Abu Huraira -Al-lah esté complacido con él- que el Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- dijo: “No es un verdadero necesitado quien pide y recibe uno o dos dátiles, uno o dos bocados; el verdadero necesitado es aquel que se abstiene (por pudor) de pedir a la gente”.

La Explicación

Este hadiz aclara la realidad del necesitado. Expone que entre los necesitados, el que no mendiga (por pudor o dignidad), es quien tiene derecho a la caridad. El Mensajero de Al-lah -la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- le negó la cualidad “de necesitado” a quien anda mendigando, porque al pedir, recibe lo suficiente para cubrir sus necesidades. Además se le puede otorgar el azaque (la caridad obligatoria) lo cual reduce sus necesidades. Y por otro lado, aquel que se abstiene de pedir a la gente por dignidad, nadie se solidariza con él, ni le dan limosnas y queda en estado de necesidad.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino
Mostrar la Traducción