عن أنس -رضي الله عنه- قال: قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: «البُزَاق في المسجد خَطيئة، وَكَفَّارَتُهَا دَفْنُها».
[صحيح.] - [رواه البخاري.]
المزيــد ...

De Anas Ibn Malik, Al-lah esté complacido con él, que dijo: “El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Escupir sobre el suelo o la pared de la mezquita es una falta y su expiación es enterrarlo en la arena”.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari

La Explicación

Escupir sobre el suelo de la mezquita o sobre sus paredes es una falta y un pecado por el que quien la cometa merece el castigo de Al-lah, Ensalzado sea. Por lo tanto, no se le está permitido al musulmán bajo ninguna circunstancia escupir en la mezquita, puesto que es un menosprecio de la Casa de Al-lah, además de ensuciarlas. El deber de todo musulmán es cuidar y proteger la Casa de Al-lah de cualquier elemento que la pueda ensuciar, ya que eso forma parte de la gran importancia que se le otorga a los ritos de Al-lah: “Y quien honra los mandamientos sagrados de Al-lah, mejor para él ante su Sustentador” [Corán, 22:30]. Sin embargo, si la persona escupe sobre ropa, turbante o en un pañuelo, no hay mal en ello. El escupir si ocurre de forma involuntaria es una falta que no conlleva pecado, y el hadiz no significa que el musulmán puede escupir voluntariamente en la mezquita y luego cubrir su escupitajo con arena, puesto que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, hizo que el mero hecho de escupir sobre el suelo o la pared de la mezquita ya es en sí una falta. Esto lo apoya lo que se menciona en la recopilación de Bujari (414) y Muslim (548): “Que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, al ver un escupitajo sobre la pared de la mezquita, le molestó mucho así que lo limpio con su propia mano”. Y quien escupa de forma involuntaria sobre el suelo o la pared de la mezquita y quiera que Al-lah expíe su falta, debe tomar la iniciativa de limpiar su escupitajo, enterrándolo en la arena si la mezquita tiene el suelo de arena. Si la mezquita está amueblada y el suelo cubierto de tapices, deberá expiar su falta limpiando el escupitajo hasta desaparecer. Si no la elimina por completo, será una falta que pesará sobre sus espaldas mientras exista. De Abu Dhar, Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: “Se me han presentado las buenas y malas acciones de mi pueblo, y he encontrado que entre las mejores acciones está la eliminación de cualquier elemento dañino de la vía pública; y entre las peores acciones, el escupitajo sobre el suelo o la pared de la mezquita si no se elimina”. Lo relató Muslim.

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India Kurdo Hausa portugués
Mostrar las Traducciones