عن أبي سعيد الخدري -رضي الله عنه- أنَّ رجلًا أتى النبيَّ صلى الله عليه وسلم فقال: أخي يَشْتكي بطنَه، فقال: «اسْقِه عَسَلًا» ثم أتى الثانيةَ، فقال: «اسْقِه عَسَلًا» ثم أتاه الثالثةَ فقال: «اسْقِه عَسَلًا» ثم أتاه فقال: قد فعلتُ؟ فقال: «صدق اللهُ، وكذب بطنُ أخيك، اسْقِه عَسَلًا» فسقاه فبرأ.
[صحيح.] - [متفق عليه.]
المزيــد ...

De Abu Said Al-Judari, que Al-lah esté complacido con él, que un hombre vino a ver el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y le dijo: “Mi hermano se duele de su estómago”. El Mensajero de Al-lah le dijo: “Dale de beber miel”. El hombre volvió una segunda vez, y el Mensajero de Al-lah le dijo: “Dale de beber miel”. Sin embargo el hombre volvió una tercera vez, y el Mensajero de Al-lah le dijo: “Dale de beber miel”, pero volvió otra vez y el Mensajero le preguntó: ¿Hiciste lo que te ordené?, y luego le dijo: “Al-lah Ha dicho la verdad, pero el estómago de tu hermano ha mentido. Dale de beber miel”. Se la dio de beber y se curó.
Hadiz auténtico (sahih). - Registrado por Al-Bujari y Muslim

La Explicación

Un hombre vino a ver el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, y le dijo que a su hermano le duele el estómago. El dolor era diarrea como se pudo averiguar de otros relatos del mismo hadiz. El Mensajero de Al-lah le ordenó darle de beber miel. El hombre así lo hizo pero su hermano no se curó. Así que, volvió una segunda vez a ver el Mensajero de Al-lah, el cual le dijo que le diera de beber miel. El hombre así lo hizo pero su hermano no se curó. Así que, volvió una tercera vez a ver el Mensajero de Al-lah, el cual le ordenó por tercera vez que le diera de beber miel. El hombre así lo hizo pero su hermano no se curó. Así que, volvió otra vez a ver el Mensajero de Al-lah, y le informó de ello. El Mensajero de Al-lah le dijo: “Al-lah Ha dicho la verdad, pero el estómago de tu hermano ha mentido. Dale a beber miel”. De ello se entiende dos posibilidades: que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, le estuviera informando de un hecho desconocido que Al-lah le había revelado y le hizo saber que la cura de ese mal está en la miel. Así que, le reiteró darle de beber miel como cura para mostrar lo que se le ha prometido. La segunda posibilidad: que el Mensajero se esté refiriendo a las palabras del Altísimo: “En él hay cura para las gentes” [Corán, 16:69], y sabía que ese tipo de enfermedad se podía curar con la miel. Cuando le ordenó la cuarta vez que le diera de beber miel, el hombre fue y se la dio de beber a su hermano, y éste se curó por la voluntad de Al-lah el Altísimo. No es necesario ser una cura para todas las enfermedades en cualquier tipo, ni ser un tipo específico de miel, pero para todas las enfermedades hay un remedio, y si la enfermedad es remediada se curará con el permiso de Al-lah, tal como dijo, la paz sea con él, narrada por Muslim (4/1729, 2204).

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Bengalí Chino Persa Tagalog Traducción India vietnamita Kurdo Hausa
Mostrar las Traducciones