عن عائشة -رضي الله عنها- قالت: قال رسول الله -صلى الله عليه وسلم-: «إذا أكل أحدكم فَلْيَذْكُر اسْمَ الله -تعالى-، فإِنْ نَسِيَ أَنْ يذكُرَ اسْمَ الله -تعالى - في أوله، فَلْيَقُلْ: بسم الله أوَّلَهُ وَآخِرَه». عن أمية بن مخشي -رضي الله عنه- قال: كان رسول الله -صلى الله عليه وسلم- جالسًا، ورجل يأكل، فلم يُسَمِّ الله حتى لم يَبقَ من طعامه إلا لُقْمَةٌ، فلما رفعها إلى فِيهِ، قال: بِسْمِ الله أَوَّلَهُ وآخِرَه، فضحك النبي -صلى الله عليه وسلم- ثم قال: «ما زال الشيطان يأكل معه، فلمَّا ذكر اسْمَ الله اسْتَقَاءَ ما في بطنه».
[الحديث الأول: صحيح. الحديث الثاني: ضعيف.] - [الحديث الأول: رواه أبو داود والترمذي وأحمد والدارمي. الحديث الثاني: رواه أبو داود والنسائي في الكبرى وأحمد.]
المزيــد ...

De Aicha, Al-lah esté complacido de ella, que el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, dijo: ‘Si alguno de vosotros se dispone a comer que mencione el nombre de Al-lah, Ensalzado sea, diciendo ‘Bismi Al-lah’. Y si se le olvida mencionarlo al principio, que diga: ‘Bismi Al-lah awalahu wa ajirahu’ (En el nombre de Al-lah en su inicio y en su final)”. De Umeya Ibn Majchi, Al-lah esté complacido con él, que dijo: “El Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, estaba sentado junto a un hombre que comenzó a comer pero no mencionó el nombre de Al-lah (Bismi Al-lah) hasta que le quedó solamente un bocado. Y, cuando lo elevó para llevárselo a la boca, dijo: ‘Bismillah awalahu wa ajirahu’ (En el nombre de Al-lah en su inicio y en su final). Al oírlo el Mensajero de Al-lah, Él le bendiga y le dé paz, se rió y dijo: ‘Satán seguía comiendo con él hasta que el hombre mencionó el nombre de Al-lah. Entonces, Satán vomitó cuanto había en su estómago”.

La Explicación

El hadiz de la madre de los creyentes, Aicha, Al-lah esté complacido de ella, indica que es obligatorio para el ser humano mencionar el nombre de Al-lah al inicio de todo alimento, diciendo “Bismi Al-lah”. Mencionar el nombre de Al-lah antes de tomar el alimento es algo obligatorio, que si no se hace se comete una falta, además que le permite a Satán participar de su alimento. Sin embargo, nadie le complace que su enemigo participe con él de sus alimentos. Por lo tanto, si no dice “Bismi Al-lah” hace que Satán participe de su alimento. Si, por el motivo que sea, se olvida mencionar el nombre de Al-lah al inicio, se puede mencionar durante la ingesta del alimento. Lo único que se debe decir es: “Bismi Al-lah awalahu wa ajirahu” (En el nombre de Al-lah en su inicio y en su final), como así nos enseñó nuestro Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz, en este hadiz. La enseñanza que se extrae de mencionar el nombre de Al-lah al inicio del alimento es que si no se realiza nuestra comida no tendrá baraca. En cuanto al segundo relato, nos indica por medio de la orientación de nuestro Mensajero, Al-lah le bendiga y le dé paz, que si una persona se olvida de mencionar el nombre de Al-lah al inicio de la comida, puede hacer siempre antes de acabar su alimento. Esto es un bien que nos otorga Al-lah, Alabado y Ensalzado sea. De este modo, a Satán se le priva de comer con nosotros si mencionamos el nombre de Al-lah al final de la comida, diciendo: “Bismi Al-lah awalahu wa ajirahu” (En el nombre de Al-lah en su inicio y en su final). Entonces, Satán vomita todo lo que ha comido de nuestro alimento y se le priva de ello. El primer hadiz es suficiente para otorgarle el rango de verídico (sahih).

La Traducción: Inglés Francés Turco Urdu Indonesio Bosnio Ruso Bengalí Chino Persa
Mostrar la Traducción